El clima en Neuquén

icon
Temp
88% Hum
La Mañana Australia

Australia: matan a un bebé por darle gas de la risa en lugar de oxígeno

John murió apenas una hora después de nacer cuando los médicos cometieron la negligencia en la administración de oxígeno.

Un error humano provocó la muerte de un bebé recién nacido en un hospital de Sidney, Australia. Se trata de John Ghanem, quien nació en julio de 2016. Desde entonces, sus padres, desconsolados e indignados con la negligencia médica de la que fueron víctimas, iniciaron una investigación judicial para que se explicara cómo y por qué falleció su hijo.

Dicha investigación acaba de determinar que John murió apenas una hora después de nacer cuando los médicos le administraron por error gas de la risa en lugar de oxígeno. Los médicos trataron de ayudarlo a respirar tras nacer en el Hospital Bankstown-Lidcombe en Sidney, Australia, en julio de 2016.

Te puede interesar...

Sin embargo, un error en el etiquetado provocó el desastre. Los tubos de oxígeno y óxido nitroso en uno de los quirófanos habían sido mal etiquetados años antes. Estos fueron conectados a la unidad neonatal sin una revisión adecuada y la confusión pasó desapercibida durante más de un año hasta que ocurrió una desgracia.

Australia. Mataron a un bebe por negligencia médica.

Durante el juicio que se llevó a cabo en un tribunal de Lidcombe Coroners, los instalares de los tubos de oxígeno confirmaron que las líneas se conectaron sin una revisión adecuada a un panel de gas médico neonatal instalado en julio de 2015.

El testigo Stuart Clifton, ingeniero, contratado para investigar lo ocurrido, dijo que el problema fundamental era que no se llevó a cabo el proceso de puesta en servicio adecuado. “Se cometió un error, ese error debería haberse detectado. Bastaría una prueba de 90 segundos para detectarlo". "Ese tipo de error ocurre suficientes veces para señalar a varios instaladores que deben tener cuidado en el momento de la puesta en servicio de que algo se ha conectado incorrectamente”, finalizó Clifton.

Lo cierto que la terrible negligencia que terminó con la vida del pequeño John no fue la única que ocurrió en Australia. Se registró un caso similar, el de Amelia Khan, quien sufrió daño cerebral por la misma causa, ocho semanas antes de la muerte de John. La niña requirió ventilación en el quirófano y también le fue administrado óxido nitroso en vez de oxígeno.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

12.5% Me interesa
12.5% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
75% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario