Avanzan para evaluar cuánto saben los chicos

A mediados del mes que viene se realizará el examen para analizar la calidad educativa.

Sofía Sandoval

sandovals@lmneuquen.com.ar

Neuquén.- A pesar de las críticas, el 18 de octubre 21 mil alumnos de 480 escuelas de la provincia rendirán el examen de Aprender, un dispositivo que busca evaluar la calidad educativa a nivel nacional con el fin de redefinir métodos pedagógicos en cada aula y políticas educativas en cada jurisdicción.

Si bien este plan es nuevo, en Argentina se evalúa la calidad de la educación desde 1993, aunque con un sistema que fue blanco de varias críticas por la baja difusión de los resultados y las pocas posibilidades de hacer comparaciones. El viejo Operativo Nacional de Evaluación (ONE) comenzó con una periodicidad anual que en la última década pasó a ser bianual y luego trianual.

Según explicó al diario La Nación la secretaria de Evaluación Educativa nacional, Elena Duro, por primera vez habrá suspensión de clases para lograr mayor número de respondientes y estas pruebas serán de carácter obligatorio, como ocurre con los exámenes de otros países de la región.

La provincia de Neuquén no estará exenta de este programa, aunque el plan ya generó la resistencia de la Asociación de Trabajadores de la Educación de Neuquén (ATEN), que consideró que se trata de un dispositivo descontextualizado que pretende igualar escuelas de las realidades más disímiles.

La ministra de Educación, Cristina Storioni, se refirió a la implementación del programa en la provincia y aseguró que distintos representantes, tanto del Consejo Provincial de Educación (CPE) como del Ministerio, participaron activamente en el diseño del dispositivo evaluador. “A diferencia del ONE, este dispositivo será anual y nos aportará información valiosa para conocer nuestros logros y desafíos”, aseguró.

En ese sentido, aclaró que este examen, que afecta a los alumnos de 3º y 6º grado y el último de secundaria, incluirá también una encuesta para conocer las características socioculturales que atraviesa cada escuela. “Nos ayudará a comprender si el examen tiene determinados resultados en una escuela con cuestiones edilicias o de recursos didácticos no resueltos”, afirmó.

Por su parte, el secretario general de ATEN Capital, Ariel Pino, expresó que los docentes evalúan de forma constante a los estudiantes, entendiendo la evaluación como un proceso de formación que tiene en cuenta el contexto social, político y cultural en que están inmersos. Los docentes de las escuelas privadas agrupados en SADOC aclararon que los gremios no fueron consultados y denunciaron que esta práctica “deslegitima el quehacer docente” que concretan la evaluación en su práctica pedagógica.

Desde ATEN mantuvieron reuniones con equipos directivos de distintas escuelas de la ciudad y los instaron a que no legitimen este dispositivo evaluador que, según ellos, arrojará datos objetivos que no les servirán a los docentes para realizar una proyección pedagógica.

Para la ministra, es importante mantener “márgenes de discrecionalidad” para que los resultados no motiven la realización de un ranking, sino que le sirvan a cada escuela para mejorar. “No se trata de decir que una escuela es mejor que la otra, sino que nos sirva para rediseñar nuestra hoja de ruta, por eso se llama Aprender”, expresó.

Aunque para el sindicalista estas pruebas multiple choice niegan las particularidades de cada caso, para el Ministerio la encuesta social complementaria será la oportunidad de incluir el contexto en este dispositivo, un método de evaluación que genera posiciones encontradas incluso antes de que los alumnos saquen un lápiz y una hoja.

Los últimos resultados

En las últimas pruebas ONE, realizadas en 2013, la Patagonia mostró un buen desempeño al compararla con otros puntos del país, con cerca de un 80% de nivel medio-alto en las escuelas primarias y algo más bajo en las secundarias.

Los alumnos de 3° grado tuvieron un 79,4% de nivel medio-alto en matemática, cinco puntos arriba que el promedio nacional. En lengua, ese nivel logró un 81%, 6,5 puntos por encima del total país.

Los estudiantes de 3°año de la secundaria mostraron un nivel medio-alto del 48,8% en matemática, un resultado 0,4% mejor que en 2010, la fecha de la última prueba. En lengua, el desempeño medio-alto del 78,4% representó una caída del 0,9% en relación con 2010.

Entre las políticas públicas y el aula: ¿evaluar para qué?

Mag. Silvia Martínez y Prof. María Rubio. Docentes e investigadores FACE.UNCo, cátedra Evaluación Educacional

La evaluación es una práctica necesaria que produce efectos en la sociedad y en los sujetos, tanto es así que “dime cómo evalúas y te diré qué sociedad construyes”. ¿Qué generamos cuando evaluamos: competencia, cooperación?

Si el énfasis en las evaluaciones tanto del sistema educativo como en las aulas está puesto en desarrollar instrumentos con multiple choice, para todos iguales, descontextualizados, individuales, ¿cuál sería la consecuencia? Quizás una sociedad elitista, individualista, pero a la vez desigual.

Las docentes sabemos de otras propuestas de evaluación, como las cooperativas, que permiten poner el foco en aspectos sustantivos de la enseñanza. No es lo mismo una evaluación que acentúe lo aprendido y valore las posibilidades que otra donde sólo se miren las faltas del examinado. No es lo mismo una evaluación donde constantemente se devuelve información al estudiante que una actividad puntual y externa al proceso de enseñanza. ¿No podrán estas prácticas ser parte de las políticas públicas que favorezcan la implicación de quienes hacen y saben de educación?

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído