Baile monumental para Lanús campeón

El mejor de todos. El Grana ratificó su superioridad a lo largo del torneo y apabulló al Ciclón en la final. Lo goleó con baile por 4 a 0 y fue una fiesta.

Buenos Aires.- Sin atenuantes. Lanús bailó a San Lorenzo en la final, lo goleó por 4 a 0, se coronó campeón de Primera A, por segunda vez en su historia, y se clasificó a la próxima Copa Libertadores. El equipo de Jorge Almirón fue muy superior al deslucido azulgrana que casi no generó situaciones claras ante Monetti.

Oscar Benítez, Miguel Almirón, Pepe Sand (goleador del campeonato) y Lautaro Acosta decretaron el baile y goleada del Grana, que así le dio el primer título a Almirón como entrenador.

Lanús fue el mejor de la Zona 2 de esta edición del campeonato, y en el partido definitorio ante San Lorenzo demostró todo lo bueno que realizó durante el semestre, siendo el equipo más ganador de la temporada con 13 victorias.

Con un marco de público a la altura de la gran final, Lanús fue ampliamente superior al Cuervo, y el abultado resultado fue el reflejo de lo que sucedió durante todo el trámite. En el duelo de jóvenes entrenadores, Almirón tuvo un papel clave ya que se decidió por Oscar "Junior" Benítez por sobre Pablo Mouche y el juvenil respondió al marcar el primer gol que abrió la historia en el Monumental. En cambio, Guede no pudo encontrar un reemplazante para Néstor Ortigoza, ausente por lesión, y nunca le encontró la vuelta al planteo de su rival. El Grana se puso arriba en el marcador en el primer tiempo, cuando en un rápido tiro de esquina Maxi Velázquez, símbolo del club y presente en tres de los cuatro títulos, envió un centro perfecto a la cabeza de Benítez, que la peinó y la puso al segundo palo.
El gol le dio más confianza y hasta los 30 minutos de la primera etapa borró de la cancha al Ciclón. Los últimos quince del primer tiempo fueron lo mejor del equipo de Guede que, con algunos avisos de Ezequiel Cerutti y Fernando Belluschi, visitó el área de Monetti.

El Grana fue el mejor de su zona y en la final demostró todo lo bueno que había hecho antes.

En la segunda etapa Lanús no se achicó y fue en busca de más. El premio llegó temprano cuando Almirón probó de lejos y encontró mal parado a Torrico. Para que la fiesta sea completa luego llegaron los goles de Acosta y el Pepe Sand, los otros sobrevivientes del título de 2007, quienes le pusieron el moño a la tarde.

"Son los jugadores los que hacen esto. Armamos un buen grupo, con buenos jugadores y comprometidos con la idea de ganar". "Todos hemos trabajado muy bien, se merecen el título. No es fácil jugar una final como la que jugamos. Ganamos muy bien, es algo histórico". Jorge Almirón Entrenador del campeón. Feliz por el logro de su vida.

Merecido título para el Grana, que se lo llevó de punta a punta. Ganó 12 de los 16 partidos con dos empates y dos derrotas, para ser el líder de su grupo y en el partido más importante dar una muestra cabal de que es el mejor equipo del fútbol argentino. Sí, fue un baile monumental.

Mejor que hoy, imposible

Ramón Cabrero. Entrenador campeón con Lanús en 2007

El mérito de Almirón es haber armado un equipo muy competitivo con un presupuesto muy corto. Lanús fue el mejor del torneo, tuvo más partidos en el campeonato similares pero este resalta más por la calidad del rival. Es muy difícil sacar esta diferencia en una final. Estoy muy contento por él, no solo porque hay cuatro sobrevivientes de aquel equipo sino que también recuperó a varios jugadores como a Sand. ¿Si este Lanús es mejor que el mio campeón? Creo que los dos equipos jugaron bien pero mejor de lo que se hizo hoy y en una final, imposible.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído