Bajo estricto protocolo, los presos ya reciben visitas

Hoy se levantó la suspensión de visitas en las cárceles neuquinas, con una serie de normas para evitar contagios. Los condenados no tenían visitas ni salidas desde el pasado 18 de marzo.

Bajo un estricto protocolo sanitario y una detallada organización, por parte de funcionarios del Ministerio Público Fiscal (MPF) y personal penitenciario, se reanudaron las visitas familiares a internos en la Unidad de Detención N° 11. La experiencia comenzó hoy su primera jornada y, de ser exitosa, se espera que el protocolo sea replicado en las demás cárceles provinciales.

La primera jornada de visitas comenzó este lunes a las 11, con el acompañamiento de la abogada Agustina García, funcionaria de la Oficina de Asuntos Extrapenales y Ejecución Penal del Ministerio Público Fiscal y principal impulsora de la experiencia; la jueza de Ejecución Penal Raquel Gass; el jefe de las unidades provinciales, comisario inspector Néstor Ibañez; el presidente del TSJ Germán Busamia; y otros participantes del proyecto.

Te puede interesar...

AM0144.png

A pesar de que se planeaba que los internos del Pabellón 1 de la U11 fueran los primeros en probar esta nueva metodología, por un desacuerdo, el Pabellón 2 tomó su lugar. Los presos dispusieron de una hora para reencontrarse con un allegado de su elección, bajo estrictas normas sanitarias. Según se explicó a LMN, las mismas incluyen el distanciamiento social y mamparas de separación. Además, se recalcó que, en concordancia con la fase de distanciamiento social en la que ingresó hoy todo el territorio provincial, el contacto físico no está permitido y eso se mantendrá como medida primordial durante las visitas.

AM0102.png

Protocolo cuidado

Agustina García, quien encabeza la experiencia trabajada con el resto del equipo del Área de Asuntos Extrapenales y Ejecución Penal, explicó que se intentaron disponer de todas las medidas necesarias para resguardar a presos, familiares y guardia carcelaria. “Como hay apertura de actividades a nivel nacional, nos parecía importante armar un protocolo para una primera fase de visitas”, señaló.

Cabe recordar que las cárceles provinciales fueron prácticamente clausuradas el 18 de marzo pasado, a raíz de la pandemia, y se dispuso la suspensión de visitas externas a los penales y también de las salidas transitorias que beneficiaban a algunos de los presos, en pos de evitar una ola masiva de contagios de coronavirus.

AM11.png

La propuesta contó con el aval de la jueza de Ejecución Raquel Gass y el fiscal jefe de la Circunscripción I, Maximiliano Breide Obeid, por lo que se decidió avanzar con la creación del protocolo con la ayuda de la licenciada en Seguridad e Higiene, Alejandra García, quien realizó un relevamiento presencial de las condiciones y características de la unidad, para establecer medidas y requisitos a tener en cuenta para una experiencia exitosa.

“En principio, están todas las medidas dadas: todas las personas con barbijos, sector de lavado de manos, alfombras sanitizantes a cada ingreso y mamparas de separación que evitarán el contacto entre interno y familiar. Además, se convocó a la División Antinarcóticos de la Policía, que van a tener perros para realizar las requisas de rigor a cada ingresante, para evitar el contacto con el personal penitenciario también”, explicó García, instantes antes del comienzo de la primera prueba.

En un principio, las visitas están dispuestas a darse semana de por medio, beneficiando a un pabellón distinto cada día, y con un encuentro por mes a cada interno. La semana posterior a la dedicada a visitas, se ocupará en la realización de una desinfección profunda y el descanso del personal penitenciario, y así sucesivamente.

AM01547.png

“La unidad está totalmente hermética, tenemos cero casos sospechosos en internos y cero sospechosos en personal. Es mucha responsabilidad, pero es una primera fase. Si todo va bien y sigue avanzando, y en el exterior también sigue mejorando la situación, se hablará de más días u horarios”, adelantó. Si las condiciones están dadas con esta primera experiencia, se planea avanzar con el relevamiento de las U12 y luego U16.

Asimismo, la letrada confió que aunque avizoran resultados positivos, no descartan una marcha atrás si algo no va bien. “Esto es prueba y error. Un paso en falso y volvemos para atrás. Pero apostamos a que no suceda. Como primera prueba, salió todo muy bien, fue una visita tranquila”, confió y destacó el trabajo y esfuerzo aportado por todos los involucrados.

Cabe destacar que los visitantes, convocados por los internos, no pueden ser pacientes de riesgo. Además, se les pide completar una declaración jurada con un diagnóstico de su salud y se les chequea la temperatura a cada uno previo al ingreso a la unidad.

LEÉ MÁS

César Dell Ali: "La muerte de Manuel nos descolocó"

El Poder Judicial se reactiva con la atención al público

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

100% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario