Bariloche: institución que trata el cáncer, en la mira por especialistas truchas

La Justicia allanó las instalaciones en búsqueda de documentación. Dos médicas serían el desencadenante de acusación inicial.

Por orden del juez Ricardo Calcagno, este viernes se allanaron las instalaciones del Instituto de Tecnologías Nucleares para la Salud (INTECNUS) de Bariloche, en el marco de una denuncia que pone en la mira a dos profesionales.

La acusación inicial, realizada por el responsable del Servicio de Física de la Radioterapia de la institución Darío Sanz, deja al descubierto que dos médicas ejercerían especialidades oncológicas para las cuales no cuentan con las habilitaciones pertinentes emitidas por la Autoridad Regulatoria Nuclear (ARN).

Te puede interesar...

Según consta en la presentación presentada por Sanz el 17 de diciembre pasado, sus colegas no tienen los títulos necesarios para, entre otras tareas, manipular el equipamiento de alta complejidad y la derivación de pacientes a tratamientos radiantes para combatir el cáncer.

Las dos médicas apuntadas por la denuncia aseguran contar con las facultades necesarias para desempeñarse en las áreas designadas: una como cardióloga y médica nuclear y la otra como especialista en oncología radioterápica. Sanz indagó en las entidades regulatorias por la situación de ambas y la respuesta fue que no están en los registros de la ARN.

El profesional afirmó que desde que INTECNUS abrió sus puertas en enero de este año 120 pacientes con distintos tipos de cáncer habrían sido atendidos por las profesionales.

A la hora de encontrar una explicación, Sanz considera que se descubre una matriz que busca, en desmedro de la calidad de atención, reducir los costos de los tratamientos. Las obras sociales, de esta manera, se estarían haciendo cargo de precios inflados.

Tras la sospecha inicial, Sanz denunció ante las autoridades de la institución barilochense las irregularidades, pero no fue escuchado. Ante el silencio y después de “siete meses en los que no hicieron nada”, el médico transfirió la alerta al Ministerio de Salud de Río Negro, pero tampoco recibió respuestas.

Por esos motivos decidió radicar una denuncia judicial que finalmente provocó el allanamiento de este viernes en el predio ubicado sobre la Ruta Provincial 82, en las afueras de Bariloche. Ahora, en función de los resultados de la pesquisa, la Justicia deberá determinar los pasos a seguir. La Unidad Fiscal Temática 3 dirigida por Guillermo Lista está a cargo de la investigación.

LEÉ MÁS

Dos médicos truchos en un hospital público

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído