LMNeuquen Bomberos

Bomberos de Centenario salvaron a un niño que se ahogaba

El emocionante accionar de estos voluntarios quedó registrado en las cámaras de seguridad del cuartel.

Los Bomberos Voluntarios de Centenario salvaron la vida de un niño de tres años que se había ahogado con comida. Le aplicaron maniobras de Reanimación Cardiopulmonar (RCP) y lograron que vuelva a respirar.

El salvataje ocurrió a las 20.30 del sábado pasado. Varios de los integrantes del cuartel acababan de llegar de trabajar en un incendio cuando una mujer ingresó desesperada gritando que su hijo no podía respirar. Detrás de la señora entró su esposo con el nene a upa también desesperado sin saber cómo ayudar al pequeño.

Te puede interesar...

“Desde el momento que nos entregaron al niño, empezamos a hacerle maniobras de desobstrucción”, puntualizó a LM Neuquén, Patricio Álvarez, uno de los bomberos que le salvó la vida al Aron.

En los escasos 2 minutos con 20 segundos que dura el video que registraron las cámaras de seguridad del cuartel se ve como varios de los Bomberos aplican la maniobra de Heimlich para intentar liberar el atoramiento del niño y que vuelva a respirar con normalidad.

https://twitter.com/chechealumine/status/1305533876387934210

Según comentó Álvarez la madre les dijo que su hijo se había atorado mientras comía salchicha y que cuando vieron que no podían ayudarlo salieron corriendo para el cuartel de Bomberos que queda cerca de su casa.

“Nos preocupamos porque le vimos sangre en la boca, pero finalmente determinamos que fueron las uñas de su mamá cuando quiso sacarle la comida. Luego de unos segundos el niño comenzó a respirar”, describió el bombero aún emocionado.

Si bien llamaron a la ambulancia, finalmente, con la recuperación del pequeño la suspendieron y enviaron a la familia a que revisaran al nene en el Hospital de Centenario. “En estos tiempos no se puede desaprovechar los recursos en salud, igualmente ya con el niño estabilizado los padres fueron para sacarse las dudas”, explicó.

Álvarez, segundo jefe del cuartel de Bomberos Voluntarios de Centenario explicó que además de realizar la maniobra para desobstruir las vías respiratorias del niño debieron trabajar en su tranquilidad para que pudiera volver a respirar.

“El shock que le genera al niño la situación hace que la glotis se cierre y para recuperar esa respiración hay que tranquilizarlo. Dejó de gritar y empezó a respirar en forma más tranquila”, describió el bombero, quien además comentó que ellos se capacitaron en RCP y concluyó: “Nosotros como servidores públicos estamos en la obligación de saber qué hacer en una situación así, con llamar a la ambulancia no alcanza. Sería como esperar que alguien se muera, por eso hay que saber dar los primeros auxilios”.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

2.0689655172414% Me interesa
96.206896551724% Me gusta
0.3448275862069% Me da igual
1.0344827586207% Me aburre
0.3448275862069% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario