Bruselas se plantó: las tabacaleras van a tener que limpiar

En la ciudad belga, cada día se tiran más de un millón de colillas de cigarrillo y limpiarlas cuesta un millón de euros.

Los fumadores entre los 1,1 millones de personas que viven en Bruselas tiran cada día al suelo aproximadamente un millón de colillas de cigarrillos. Si un agente de Policía lo ve, el fumador debe pagar una multa de 100 euros, pero la inmensa mayoría lo hace impunemente.

La recogida de ese millón de filtros cuesta a las arcas públicas anualmente alrededor de 200.000 euros y el gobierno regional se plantó: exigió a las tabacaleras, entre ellas la multinacional Philip Morris, que paguen esa factura.

Esos 200.000 euros anuales de gasto incluyen no sólo la recogida de las colillas sino también la colocación de unos ceniceros especiales en puntos estratégicos, como las entradas al subte o paradas de colectivo.

El gobierno de Bruselas envió una carta a la filial de Philip Morris para Bélgica, Holanda y Luxemburgo y a las dos asociaciones que reúnen a los fabricantes belgas: Cimabel (cigarrillos) y Fetabel (tabaco para liar). Se basa en el principio de que quien contamina, paga; y si no paga quien tiró la colilla, pagará quien le vendió el cigarrillo.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído