Cae 40% la venta de usados y ya no salen con fritas

La gente busca y pelea más los precios antes de comprar un auto.

Flavio Ramírez
ramírezf@lmneuquen.com.ar


Neuquén.- Los neuquinos parecen haberse convertido en los mejores alumnos de Lita de Lázzari, ya que ahora, antes de comprar a ciegas cualquier cosa, caminan, consultan, comparan, para finalmente adquirir lo que necesitan y no lo que quieren. Este cambio de hábito está afectando al sector automotor, que ve cómo la actividad se está frenando, ya que los compradores de vehículos usados ya no eligen más sin darle tanta importancia al precio.

"Hoy la gente no compra lo que quiere, sino la alternativa viable, la menos dolorosa para el bolsillo. El que viene a comprar un auto usado busca precio y financiación", explicó Alejandro Santi, de CyA Automotores.

"Antes la gente venía, le gustaba el auto, pagaba y se lo llevaba, en cambio hoy la misma persona te recorre todas las concesionarias, averigua el mejor precio", cuenta Marco Barrionuevo, de MB Automotores.

Luciano Costich, de Del Rey Automotores, dio que "los clientes" van a su negocio "buscando precios". Para él, donde encuentran el mejor compran. En Simón Automotores, Heraldo Sinocci, dice que además de precio, "cuando compra un usado, la gente busca que sea un buen auto y que no tenga problemas".

30.365: Es el número de motos patentadas en la ciudad.

El rango de valores en los que se mueve hoy el mercado se ubica entre los 150 mil y 200 mil pesos. Para pensar en un cero kilómetro hay que arrancar en los 175 mil pesos para el Fiat Uno Evo (según la lista oficial de precios de la Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina).

Entre los factores que modificaron el hábito de los neuquinos están la pérdida de poder adquisitivo, el desempleo y la falta de financiación. "La gente está cuidando el bolsillo. Están expectantes a ver qué puede pasar", precisó Sinocci.

Santi indicó que en la región, "a contramano de lo que se cree, la gente compra en cuotas". Hay un fenómeno nuevo: muchos, con una merma en los ingresos, no llegan con el dinero y no pueden cubrir una cuota mensual. Es que las tasas de los créditos prendarios superan el 35% anual, y el de las financieras pasa el 50%.

"Hay más interés en los autos usados, pero no hay mucha compra. Para los que repuntó enormemente el mercado son los mecánicos", bromeó el empresario. "Hasta hace un tiempo atrás, la gente venía y decía 'quiero eso, ¿cuánto sale?', entregaba tanto y se lo llevaba; hoy dice 'tengo esto, ¿qué me puedo llevar?", comentó.

Según la Cámara del Comercio Automotor (CCA) en abril pasado la venta de rodados en la provincia creció un 2,7 por ciento al mismo mes del 2015. Sin embargo, los agencieros se mostraron sorprendidos con este dato y lo contradijeron: para unos el mercado está tranquilo y para otros cayó hasta un 40%.

Hoy el movimiento del usado está tranquilo. Se mantiene, pero la gente está cuidando el bolsillo. "Están expectantes a ver qué puede pasar", afirmó Sinocci.

Santi sostuvo que "el mercado entró en una recesión importante" y precisó que en su caso tuvo una caída de las ventas del 40%. Admitió que la situación es propia de la inestabilidad de los precios y del panorama general que asusta a la gente, que no quiere tomar deuda a largo plazo.

Los hermanos Barrionuevo reconocen que el panorama "está muy complicado" y que ellos están pensando en "cerrar" si no repuntan. A la hora de explicar los motivos, señalan: "La gente tiene miedo de gastar. Hay petroleros a los que les bajaron el sueldo".

La diferencia entre los datos de la CCA y la realidad de los agencieros hay que buscarla en los datos de que muchos propietarios transfieren sus usados ante la imposibilidad de venderlos o cambiar de modelo. Así, la estadística computa una operación que en realidad no es una venta, sino un trámite administrativo.

Los vendedores consultados resaltaron que este será "un año difícil", aunque avizoran una mejora para 2017.

Para Santi habrá que esperar a que "se estabilicen los precios y la gente se amolde a los gastos", para que el sector se reactive.

"Entre que las tasas son altas y los precios se desacomodaron muchísimo, en los últimos seis meses mucha gente quedó afuera del mercado". Alejandro Santi. CyA Automotores

"Hoy los clientes buscan un auto que realmente van a necesitar. Nada más. Lo más barato. Los de lujo quedaron de lado". Marcelo Barrionuevo. MB Automotores

"La gente está con desconfianza. Hay clientes que están vendiendo sus vehículos porque no pueden pagar las cuotas de los créditos". Luciano Costich. Del Rey Automotores

Brusca caída en la venta de motos

Las concesionarias de autos no son las únicas que sufren el impacto de la poca demanda.
En la venta de motos la situación se repite y es muy preocupante para el sector, donde observan cómo caen las ventas de manera estrepitosa y se preocupan también por los meses venideros.
Leonardo, de Kando Motos, dijo que si bien hay disponibilidad de financiamiento no alcanza para reactivar las ventas. Calificó la situación de "preocupante".

"Por ejemplo, el año pasado, en mayo vendimos en un local 80 motos y entre los dos negocios 140. Este mes, casi terminando mayo, tenemos vendidas solo 30. Es mucha la diferencia", relató Leonardo ante una consulta de LM Neuquén.

Pero a las complicaciones derivadas del menor poder adquisitivo de la gente se agregan otras, como la falta de modelos para ofrecer a quienes sí pueden comprar.

"La marca Honda no está entregando unidades para que podamos comercializar. Están con problemas gremiales y no están sacando motos", dijo el vendedor, sobre otra variable que afecta al sector.

Agregó que por este motivo los pocos clientes que van a comprar no acceden a una amplia variedad de modelos. Así, dijo, "la gente termina comprando lo que hay".

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído