Cajeros automáticos: en el exterior cada operación sale $300

Hay costos ocultos en las comisiones. Quienes optan por sacar plata con tarjeta lo pagan muy caro.

Ante la disyuntiva de cómo pagar las vacaciones en el exterior, la gente puede hacerse estas preguntas: ¿conviene llevar moneda del país de destino, dólares para cambiar allá, tarjeta de débito, de crédito o sacar desde el cajero del exterior? Cualquiera menos esta última opción, ya que según el banco emisor del plástico puede costar más de $300 por cada extracción que se realice.

De acuerdo con la tabla que publicó este mes el Banco Central en el régimen de transparencia, el Hipotecario cobra u$s 16,34 por el uso del cajero automático en el exterior. El Macro cobra u$s 11,74, el Provincia u$s 8, el Patagonia u$s 7,02, el Nación u$s 4,84 y el Credicoop u$s 4,36. El resto cobra en pesos. El ICBC $78,80, Santander $64,90 y el BBVA Banco Francés $56,87.

Si se va a países limítrofes, lo mejor es llevar dólares antes que pesos, que no suelen ser bien recibidos y, por lo tanto, son cambiados a un dólar equivalente de más de $20. Con divisas en la mano, lo ideal es ver las pizarras de los bancos y casas de cambio para ver cuál tiene la mejor cotización. No quedarse con la primera opción, sino recorrer al menos cinco sitios para comparar en cuál conviene más, ya que suele haber alguna diferencia de precio entre uno y otro.

Es importante también ir cambiando de a poco, de forma de no cambiar de más y que sobre, porque siempre hay una diferencia grande en el spread entre el precio de compra y el de venta, por lo cual se termina perdiendo plata. Un ATM que se encuentre dentro de un supermercado difícilmente deje sacar más de u$s 200.

En cambio, en uno que está dentro de la casa central de un banco, se podrá extraer u$s 800. Además, si la zona es de mayor riesgo, se podrá sacar menos dinero del cajero.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario



Lo Más Leído