El clima en Neuquén

icon
25° Temp
40% Hum
La Mañana emisiones

Cambio climático: informe de la ONU llama a un cambio urgente en todo el mundo

Según la ONU, los planes de las distintas naciones para reducir las emisiones de carbono están muy lejos de lo necesario para evitar un cambio climático peligroso.

El informe del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) sobre la brecha de emisiones afirma que los compromisos de los países no lograrán mantener la temperatura global por debajo de 1,5 ºC en este siglo.

La investigación sugiere que el mundo está en camino de calentarse alrededor de 2,7ºC con impactos enormemente destructivos en todo el mundo. Sin embargo, el análisis también sugiere que si las naciones logran alcanzar los objetivos de cero emisiones a largo plazo, las temperaturas puedan contenerse de forma significativa.

Te puede interesar...

A pocos días de la inauguración de la COP26 en Glasgow, otro informe científico sobre el cambio climático es "otra estruendosa llamada de atención", según el Secretario General de la ONU, Antonio Guterres

Esta semana un estudio de la Organización Metereológica Mundial (OMM) reveló que los gases de calentamiento alcanzaron un nuevo máximo el año pasado, a pesar de la pandemia.

En su duodécima edición, el informe sobre la brecha de emisiones estudia examina las contribuciones determinadas a nivel nacional (NDC) o los planes para lograr las reducciones previstas de las emisiones de gases de efecto invernadero que los países han presentado a la ONU antes de la COP. Estos compromisos se extienden hasta 2030 y fueron presentados por 120 países.

El informe concluye que, sumados, los planes reducen las emisiones de gases de efecto invernadero en 2030 en un 7,5%, aproximadamente, en comparación con los compromisos anteriores de hace cinco años.

Esto no es suficiente para mantener el umbral de temperatura de 1,5 ºC a la vista, dicen los científicos que compilaron el estudio.

Para mantener la temperatura de 1,5 ºC se necesitarían recortes del 55% para la misma fecha de 2030. Eso significa que los planes actuales tendrían que tener un nivel de ambición siete veces mayor para mantenerse por debajo de ese límite.

"Para tener una oportunidad de limitar el calentamiento global a 1,5C, tenemos ocho años para reducir casi a la mitad las emisiones de gases de efecto invernadero: ocho años para hacer los planes, poner en marcha las políticas, aplicarlas y, en última instancia, realizar los recortes", dijo Inger Andersen, directora ejecutiva del Pnuma.

Según los autores, con los compromisos actuales el mundo se calentaría 2,7C este siglo, un escenario que Antonio Guterres califica de "catástrofe climática". En su opinión, el informe pone de manifiesto los fallos de los dirigentes políticos.

"El déficit de emisiones es el resultado de un déficit de liderazgo", dijo en la presentación del estudio.

"Pero los líderes aún pueden hacer que esto sea un punto de inflexión hacia un futuro más verde en lugar de un punto de inflexión hacia la catástrofe climática".

Alrededor de 50 países, además de la UE, se comprometieron con un objetivo de cero emisiones netas para mediados de este siglo. Estas estrategias abarcan más de la mitad de las emisiones de gases de efecto invernadero.

El análisis del Pnuma concluye que si estos planes se aplicaran en su totalidad, se podría reducir en 0,5C el aumento de la temperatura para 2100.

Esto reduciría el nivel de temperatura global a 2,2C, lo que supondría un impacto dramático y mortal del calentamiento, pero sería un paso en la dirección correcta respecto a la situación actual del mundo.

El problema, sin embargo, es que muchos de estos objetivos de reducción a cero son ambiguos, dicen los autores, sobre todo entre las 20 naciones más ricas del mundo, donde una docena de planes a largo plazo son bastante vagos.

Muchos retrasan los recortes significativos hasta después de 2030, lo que suscita serias dudas sobre si realmente pueden conseguir el objetivo de cero neto tan sólo 20 años después.

Otra señal esperanzadora se refiere al metano. Según el informe, existe un gran potencial para avanzar en estas emisiones, que son la segunda fuente de calentamiento.

Hasta un 20% de estas emisiones procedentes de los combustibles fósiles, de los residuos y de la agricultura podrían frenarse con un coste bajo o nulo.

Sin embargo, la oportunidad de desarrollar un mundo mucho más verde a medida que el mundo se recupera de Covid corre el riesgo de perderse, dicen los autores.

Según ellos, alrededor del 20% de las inversiones para la recuperación se destinarán a las energías renovables y a la economía verde.

"Las enormes sumas invertidas para recuperar las economías de Covid-19 son una oportunidad única en una generación para impulsar las tecnologías e industrias con bajas emisiones de carbono. En la mayoría de los casos, esta oportunidad no se está aprovechando", dijo Brian O'Callaghan, director del Proyecto de Recuperación Económica de la Universidad de Oxford y autor del informe del PNUMA.

"Esto es una particular bofetada para las naciones vulnerables que están sufriendo las peores consecuencias del cambio climático... seguimos sin un compromiso de los mayores emisores para cubrir las pérdidas y daños que han traído al mundo".

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario