Canela: "El libro ofrece otra dimensión de la vida"

Universo literario. la escritora y editora pasó por la Feria Internacional del Libro de Neuquén, donde presentó sus obras y dialogó con alumnos primarios.

Por Pablo Montanaro - montanarop@lmneuquen.com.ar

En una escuela de Vicenza, Italia, donde nació en 1942, el maestro leía en voz alta si sus alumnos se portaban bien, entre ellos la pequeña Gigliola Zecchini. Cuando volvía a su casa, su madre le leía a ella y a sus hermanos mayores El tesoro de la juventud. Esos momentos fueron las primeras experiencias como lectora de quien años después, bajo el nombre más conocido de Canela, se convirtió en una destacada periodista cultural, escritora y editora de literatura infantil y juvenil.

Te puede interesar...

A comienzos de los años 50, en plena posguerra y con una profunda sensación de pérdida, su familia –el padre había muerto cuando ella tenía 3 años- decidió emigrar a la Argentina. Gigliola dejaba la “pura belleza y armonía de Vicenza, a pesar de estar en medio de la destrucción que implica una guerra”, sostiene. Se instalaron en San Francisco, Córdoba, donde se recibió de locutora nacional mientras estudiaba Letras Modernas. En 1962 comenzó a trabajar en el Canal 10 de la Universidad de Córdoba, donde incorporó el seudónimo que la haría famosa. Y a partir de los 70 marcó con su estilo reconocidos programas de radio, ciclos televisivos e informativos culturales.

¿Cómo fueron sus primeros contactos con la lectura?

Tuve la suerte de tener hermanos más grandes, yo era la más pequeña de nueve, y me leían antes de irme a dormir. Eran historietas en las que todavía no se usaba el globo para encerrar el diálogo, sino que aparecía un epígrafe debajo de la ilustración. Mis hermanos se divertían inventando un epígrafe que no se correspondía con la imagen. Entonces yo hacía un esfuerzo muy grande para ver si mis hermanos me engañaban o me decían la verdad. Eso me llevó a aprender muy rápidamente a leer y escribir.

Llegó muy chica a la Argentina, ¿cómo fue aprendiendo el idioma?

A mí me enamoró el castellano. Lo aprendí muy pronto, ingresé al colegio en cuarto grado y conté con la generosidad de mis maestros y compañeros que me ayudaban a entenderme, me arrimaban las tareas y me ayudaban a escribir, así fui aprendiendo el castellano.

En su trabajo como editora en Sudamericana, abrió caminos en la edición de libros de literatura infantil y juvenil.

Un día le llevé un cuento para publicar a la directora de Sudamericana Gloria Rodrigué y me preguntó si me animaba a elegir el material que llegaba a la editorial. Tenía mucha experiencia en televisión y radio para niños pero no en hacer libros. Estuve seis meses en situación de aprendizaje. Pero lo que tenía claro es que la imagen era muy poderosa y ahí entran los ilustradores. Respecto de los escritores, yo iba a la primera línea de combate. Me preciaba de tener como un trabajo de estimulación, de pedir por más, de decirles “esto es buenísimo, amplíalo”. Era como un trabajo de descubrimiento. Al autor hay que tenerlo en la palma de la mano y mimarlo mucho. El autor necesita mucho cuidado por parte del editor.

¿Cómo observa el universo de la literatura infantil y juvenil en un contexto donde las pantallas dominan la atención de los chicos y jóvenes?

Creo que ganamos todos porque hay un esmero en la edición, en la impresión, y además una especie de consenso social acerca de la importancia de la lectura. Quizás porque quienes nos preceden saben los beneficios que han recibido de la lectura y de los libros entonces quieren darles ese tesoro a los chicos. Los chicos de hoy entienden este otro código del mundo electrónico, de las aplicaciones y de los artefactos, y nos dan clases, pero nosotros no tenemos que sesgar, hay que insistir porque el libro y la escritura ofrecen otra dimensión de la vida.

Cuestiones como el lenguaje inclusivo, ¿inciden en el escritor a la hora de escribir?

La literatura es cultura, es la misma y es otra cosa. No podemos torcerle el brazo al curso de la historia cultural pero sí podemos insistir en abonar políticas culturales inclusivas. No me refiero solo al género, a los marginados, sino inclusiva en el sentido de poder comprender el fenómeno y tratar de enriquecer el vínculo de los niños con las palabras. Es un desafío para los padres y también para los maestros que vienen de otra educación y de otra formación. Recién ahora se están encontrando los digitalmente alfabetizados con alumnos expertos digitales. Y ese encuentro es bueno. Pero, y en esto lo sigo a Umberto Eco, primero hay que enseñarles a los chicos a elegir, eso es educar. Y, en segundo lugar, cuando los chicos eligen hay que enseñarles a discriminar. Esto que me dicen, ¿será cierto? En los mensajes mediáticos y en las redes no hay filtro, cualquiera puede decir y mostrar cualquier cosa, ahí el que mira tiene que aprender a elegir.

Por lo que expresa, tiene una mirada crítica.

Sí, especialmente hacia el aspecto más marketinero. Seguir al mercado, seguir ahora lo políticamente correcto. Una vez escribí un cuento sobre un personaje que se metió en un hormiguero porque le dijeron que había una reina y nunca había visto reinas. Cuando se mete se encuentra con la reina, que es una hormiga negra y era gorda. Ese cuento fue censurado. En un libro para niños no se puede decir gordo porque es anatemizar al personaje. Ahora en un libro hay que tener cuidado si los ositos duermen con la mamá y el papá porque la familia puede ser formada por dos mamás o dos papás. Hay como una inhibición al revés... Yo me pregunto qué harían en la actualidad los colectores de cuentos tradicionales con Caperucita Roja que la manda la mamá, no el papá. Creo que obedecer a las leyes de lo políticamente correcto es peligroso y de algún modo coarta en la actividad creativa.

¿Para qué escribe Canela?

Para ser feliz un poquito, para conocerme, para desafiarme y para crecer. No para envejecer, sino para crecer.

Embed

LEÉ MÁS

Las historias de la Patagonia tienen su lugar en la feria

Cristina, Espert y Lousteau, los best sellers de la feria

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído