El clima en Neuquén

icon
15° Temp
52% Hum
La Mañana supermercado

Capriolo, el súper que nació como despensa y hoy es un ícono neuquino

Ana Capriolo habló del centro comercial que nació en 1976 y que hizo de la atención personalizada y la venta de chivos del norte neuquino su marca registrada.

Sinónimo de neuquinidad, chivito criollo, esfuerzo, calidad, atención personalizada y vínculo estrecho con sus proveedores y fieles clientes. Ubicado en Chaneton 1.391, Capriolo es el único supermercado local que logró trascender a las diferentes crisis que pasó el país llevándose puestos a numerosos comercios. El único, que se mantuvo y se afianzó tras la llegada de los hiper que desbancaron a centros comerciales de menor escala en la región, como los célebres Topsy, Casma y Viejo Almacén.

Surgió como despensa en 1976, de la mano de Américo Capriolo y María del Carmen Palmes, dos jóvenes descendientes de inmigrantes italianos y españoles, oriundos de la localidad cordobesa de Villa Huidobro.

Te puede interesar...

"Mi papá siempre fue una persona muy inquieta, con muchas ganas de hacer cosas. El pueblito era pequeño, muy chiquito, estaba rodeado de campos, pero él no tenía propiedades para desarrollar. Cuando fue a Mendoza a hacer el servicio militar y empezó a vivir la pujanza de las ciudades que estaban en crecimiento, decidió venirse a Neuquén en 1968 porque tenía un tío que trabajaba en Molinos Fénix. Justo estaba el auge de El Chocón, mucha gente venía por la gran obra que estaban haciendo", contextualizó Ana, quien actualmente tomó la posta de la dirección del proyecto junto a sus hermanos Sergio y Gustavo.

SFP Supermecado Capriolo Hermanos (8).JPG
Ana Capriolo y sus hermanos Sergio y Gustavo.

Ana Capriolo y sus hermanos Sergio y Gustavo.

"Mi papá llegó a Neuquén con 23 años y a las 48 horas estaba trabajando. Su primer trabajo lo tuvo con Máximo Diez, en el sector de repuestos de IKA -lo que es hoy Renault- en Cipolletti. El vino, estuvo tres meses. Se dio cuenta que había muchas posibilidades laborales, así que volvió a Villa Huidobro, se casó con mi mamá y se vinieron a Neuquén. Yo siempre les digo que tuvieron la luna de miel más larga de la historia", dijo entre risas, antes de comentar que cuando se instaló en el Alto Valle, su madre encontró trabajo en una mueblería muy importante de la capital neuquina.

"Luego mi papá se fue a trabajar a Molinos Fénix, donde estaba mi tío, que en ese entonces estaba frente de la Escuela 61, en la calle Misiones. En un momento le proponen irse a vivir a Bariloche, pero como él veía que el potencial de desarrollo económico estaba acá, dijo que 'no'. Lo despidieron y con esa indemnización, más una pequeña herencia por parte del papá de mi mamá, compraron el lugar donde estamos ahora. Ahí fue el primer desarrollo del súper", sintetizó Ana, remarcando que por aquellos años el barrio Limay era zona de chacras.

Américo Capriolo, empresario.
Américo Capriolo, el fundador de supermercado con identidad neuquina.

Américo Capriolo, el fundador de supermercado con identidad neuquina.

"Fue necesidad, era ver qué hacían. Empezaron a moler semillas y así se dieron cuenta que también podían vender otras cosas como harina por 50 kilos, aceite en latas de 5 litros, que ya no existe", comentó en alusión a los inicios del emprendimiento.

"En el patio de ese galpón se empezó a traer chivitos, leña, carbón y garrafas. En Navidad la gente seleccionaba al chivito en el patio y se lo llevaban cargado al hombro. Luego, se hizo un pequeño salón donde comenzó a funcionar el autoservicio con productos secos. Después se agregó fiambrería y panificados que se lo comprábamos a un cuñado de mi papá, el señor Carlos Ochoa", precisó.

capriolo 4.jpg

Capriolo fue creciendo paulatinamente "de a pedacitos" a medida de que la familia pudo ir comprando terrenos aledaños. "No es un edificio cuadrado perfecto porque se fueron agregando espacios: primero el salón de ventas, después un pequeño depósito atrás. Otro, enfrente y un tercero a media cuadra para todo lo que es seco. También fuimos haciendo las playas de estacionamiento. Todo a pulmón, en pequeños tramos, como se podía", remarcó.

capriolo 1.jpg
Foto de archivo. Gentileza Capriolo.

Foto de archivo. Gentileza Capriolo.

"En el 95' hicimos la última extensión donde está hoy el sector panadería que es propia", destacó. "Mi mamá siempre estuvo acompañando, siempre estuvo presente. Y nosotros nacimos y crecimos con el supermercado. Vivíamos en una casa pegada. Primero vivimos en la esquina de la calle Chaneton, en donde hoy están las oficinas. Nos levantábamos y escuchábamos el abrir de las cortinas y el cierre a la hora de la cena. En el año 95' nos fuimos de las instalaciones del supermercado", contó Ana, en alusión a esa infancia entre góndolas, depósitos, cajas registradoras, mercadería y clientes.

Fue también por esos años, en los que Capriolo conquistó neuquinos de diferentes puntos de la provincia con sus envíos. "Somos precursores en la entrega a domicilio, del e-commerce, con papel", sentenció la socia gerenta de la firma.

capriolo 2.jpg
El camión de reparto de Capriolo en Balsa Las Perlas.

El camión de reparto de Capriolo en Balsa Las Perlas.

"Vimos que había gente que necesitaba ese servicio en El Chocón, Piedra del Águila, Picún Leufú y mandábamos por correo unas cartillas. La gente tildaba lo que quería y las cantidades, las enviaba y luego nosotros armábamos los pedidos y los llevábamos con camiones. Llegábamos a todos los lugares, la gente súper contenta. Creo que la frecuencia era una vez por semana. Luego lo dejamos de hacer, era una movida muy grande", reconoció resaltando a su vez que ese engranaje funcionaba en una época donde aún no estaban extendidas las facilidades de internet.

capriolo 3.jpg
La época en la que Capriolo hacía repartos a domicilio sin las facilidades de internet.

La época en la que Capriolo hacía repartos a domicilio sin las facilidades de internet.

Reinventarse y salir a flote

"El super ha tenido miles de circunstancias, lindas y no tan lindas. Vivimos la crisis del 87', después la llegada de las grandes superficies que implicó un impacto económico muy grande. Estábamos en un ascenso, en una crisis de crecimiento y los hiper tomaron un poco del público que nosotros teníamos. Así que entramos en convocatoria de acreedores. Sobrevivimos, pero después vinieron los saqueos en el 2001. Eso fue algo tremendo para la situación del país, pero muy emotivo para nosotros porque los clientes hicieron un cordón humano para defender al supermercado que era de ellos. ", indicó Ana, haciendo mención solo a unos de los escollos que sortearon a lo largo de los años.

"También tuvimos un foco de incendio, hemos vivido las inundaciones, porque esta es una zona que hasta hace poco se inundaba... Así que ha sido entretenido si se le puede poner una palabra, manifestó con una gran cuota de humor.

Capriolo, el domingo, apenas terminó el trabajo de los bomberos. Claudio Espinoza
Entre las diversas crisis de las que sobrepuso, Capriolo sumó un principio de incendio.

Entre las diversas crisis de las que sobrepuso, Capriolo sumó un principio de incendio.

"Con la llegada de las grandes superficies, que se instalaron en el corazón de la ciudad, tuvimos que reacomodarnos con muchísimo esfuerzo y orden. El plantel se redujo a la mitad y volvimos a empezar con el apoyo de los proveedores y la gente que ya nos conocían. Los que quedamos nos arremangamos todos y salimos, gracias a Dios. En esa época cayeron muchísimas empresas", lamentó, quien en la actualidad se encarga de la administración de Capriolo.

"Estábamos en un ascenso, en una crisis de crecimiento y los hiper tomaron un poco del público que nosotros teníamos. Así que entramos en convocatoria de acreedores. Sobrevivimos, pero después vinieron los saqueos en el 2001. Eso fue algo tremendo para la situación del país, pero muy emotivo para nosotros porque los clientes hicieron un cordón humano para defender al supermercado que era de ellos".

Un incendio se desató hoy en el supermercado Capriolo.
Hace un tiempo, Capriolo sufrió un principio de incendio.

Hace un tiempo, Capriolo sufrió un principio de incendio.

"Casi una década nos llevó reamarnos. Después del 2010, pudimos empezar a estabilizarnos y a proyectar un nuevo negocio, despacito, con paciencia, con la colaboración de la personas que trabajaban con nosotros, fue todo un desafío", advirtió.

Variedad, calidad y calidez con acento neuquino

Tras salir a flote de las diferentes crisis que atravesaron, los comandantes de Capriolo entendieron bien el interés del público por la "experiencia en la compra", por lo que se hicieron fuertes profundizando el vínculo con el cliente que venían construyendo hace años, a partir de mejorar día a día su paso por el supermercado.

SFP Supermecado Capriolo Hermanos (6).JPG
Supermercado Capriolo en la actualidad.

Supermercado Capriolo en la actualidad.

"Nosotros siempre miramos al cliente, siempre intentamos darle una respuesta de calidad y calidez. Eso fue lo que nos brindó la posibilidad de que cada día nos conociera más gente de boca en boca. Sabemos que nuestro jefe es el cliente, por eso nos proponemos que el supermercado sea un ambiente agradable. Tratamos de tener productos de primeras marcas y mucha variedad. Tenemos productos para celíacos y veganos también", puntualizó.

"Desde el año 95', la panificación es nuestra y ahora estamos incursionando en repostería", dijo con orgullo para luego mencionar el pan miñón, las rosetas, los copihue, y las facturas como las estrellas más demandadas en panificados, además de los los bastoncitos materos "que son verdaderas vedettes".

No obstante, hizo hincapié en que el fuerte de Capriolo, sin dudas "es el sector de frescos". "Tenemos una carnicería con muchísimos cortes. Podés encontrar chivo, cordero, lechón, carne vacuna, pollos de chacra. La idea es que el cliente encuentre mucha variedad, productos frescos y sobre todo una atención diferente. En nuestra publicidad remarcamos la 'calidad en el producto y la calidez en la atención'. Queremos que se sientan bien atendidos, estar atentos para ofrecerles o preguntarles cuando lo precisen. Eso es lo que intentamos hacer y por suerte la gente lo toma muy bien y lo percibe", sostuvo con gratitud.

SFP Supermecado Capriolo Hermanos (3).JPG
Supermercado Capriolo en la actualidad.

Supermercado Capriolo en la actualidad.

"También tenemos atención personalizada más allá de la góndola. Vos podés ir a buscar, por ejemplo, jamón cocido a la heladera, pero si querés que te lo corten, tenemos una isla de fiambres. Lo mismo en panadería o en carnicería: podés sacar el producto del pozo de frío o está el carnicero para atenderte. En la verdulería, también. El broche que tenemos es que en la caja tenemos gente que te ayuda a embolsar y si es un bulto grande, te acompañamos hasta el auto con el producto", subrayó.

capriolo 5.jpg
Foto archivo, gentileza Capriolo.

Foto archivo, gentileza Capriolo.

Además de poner el foco en el cliente, los miembros de Capriolo procuraron siempre mantener una buena relación con sus proveedores y apostar por los productores locales.

"Le compramos mucho a la escuela EMETA, la escuela agrícola de Plottier. Los chivos que nosotros compramos, son de la zona de Chos Malal. Es una carne que tiene una denominación de origen, que es el chivo criollo del norte neuquino. Queremos defender esa producción que es de nuestra provincia. Defender ese producto es acompañar al productor, es súper sacrificado lo que hace y el producto en si es buenísimo", enfatizó.

En sintonía con las palabras de Ana, en la pagina oficial del supermercado, se destaca: "Supemercado Capriolo comienza con la idea de comercialización del chivito criollo del norte neuquino a finales del 2001, viendo la problemática de nuestro criancero, el cual, al no tener una salida de sus productos regionales, pensaba emigrar hacia otras partes, abandonando el trabajo de sus orígenes".

capriolo 6.jpg
Foto archivo, gentileza Capriolo.

Foto archivo, gentileza Capriolo.

"También tenemos otros productos locales como miel, fruta fina. Realmente el intercambio con ellos es súper interesante. Entre un productor de afuera y uno de acá, siempre vamos a elegir uno de acá", aseguró la hija de Américo, quien en los último años dejó la gestión en manos de sus hijos, quedándose a cargo del contacto con los proveedores del norte neuquino.

"Nosotros amamos Neuquén, por eso estamos siempre en contacto con todo lo que nos rodea, como la Escuela 20 que la tenemos a 50 metros. Siempre estamos atentos a las tres iglesias que nos rodean, a la comisión vecinal. Realmente amamos la zona en la que estamos", agregó en alusión a la relación de cooperación que establecieron con la comunidad.

Apuestan por la profesionalización y el crecimiento

Luego de tomar la posta, los tres hijos de Américo Capriolo emprendieron un plan de profesionalización para que el proyecto siga creciendo. "Con mis hermanos estamos delegando la parte operativa. La idea es generar otros negocios en el rubro. Estamos pensando en un e-commerce y en ampliarnos con otras sucursales en Neuquén Capital. Los cambios cuestan, pero tenemos colaboradores que nos acompañan hace más de 30 años", adelantó Ana, antes de precisar que la marca sostiene a 74 familias, incluido personal indirecto.

SFP Supermecado Capriolo Hermanos (12).JPG
Ana Capriolo, socia gerente del supermercado, dirige la administración.

Ana Capriolo, socia gerente del supermercado, dirige la administración.

"Capriolo es parte nuestra. Fue la vida de mi papá. La familia siempre estuvo muy pendiente del supermercado, era protagonista en todos los aspectos, estaba todo condicionado al negocio. Gracias a eso, hemos tenido una experiencia interesantes como familia que ahora quiere ser una familia empresaria", explicó.

"El apellido Capriolo es una gran responsabilidad y un gran orgullo. Lo que hizo mi papá fue todo a pulmón y con mucho ingenio. Hemos podido mantener una línea de trabajo con esfuerzo, seriedad y compromiso con la gente, los proveedores y las personas que nos acompañan. Es una responsabilidad sostener todo eso y también un orgullo. Yo tengo fe en que la gente que nos conoce nos va a seguir acompañando", consideró para luego dedicarle un párrafo aparte a la fidelidad de los clientes.

SFP Supermecado Capriolo Hermanos (18).JPG
Los hermanos Capriolo, tomaron la posta del súper fundado por su padre.

Los hermanos Capriolo, tomaron la posta del súper fundado por su padre.

"En todo este tiempo ya hemos atendido a la abuela, la bisabuela, los hijos y los nietos de muchos. Tenemos clientes que han venido por generaciones. Los comentarios en Facebook y Google son hermosos. Gente que cuenta con añoranza que venía a comprar cuando era chiquita con su papá o su abuelo. Hay un sentido de pertenencia y mucho cariño recíproco. Nosotros agradecidos por su fidelidad y ellos contentos porque se ve que encuentran acá algo que los hace sentir bien", concluyó.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

3.5294117647059% Me interesa
87.450980392157% Me gusta
1.5686274509804% Me da igual
1.1764705882353% Me aburre
6.2745098039216% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario