Cartón lleno: las cárceles están al tope en capacidad

En la capital quedan pocos lugares y en el interior están desbordados.

Natalia Pérez Pertino

policiales@lmneuquen.com.ar

Neuquén.- Las peleas casi cotidianas entre presos dentro de las cárceles neuquinas dejan entrever una situación mucho más compleja. La capacidad de alojamiento de la mayoría de los penales está al límite y en algunos del interior incluso está excedida, tal como ocurre en Junín de los Andes.

La situación fue confirmada por LMN con fuentes oficiales, que advirtieron que la crisis del sistema penitenciario parece no estar en la agenda próxima del gobierno provincial. La zona más problemática está en la región sur, donde algunas comisarías ya parecen cárceles (ver aparte).

Por el momento, el reclamo social de que vayan todos a la cárcel deberá esperar, al menos hasta que construyan más penales o que los presos terminen su condena.

Nuevo Código y Senillosa

Con la implementación del nuevo Código Procesal Penal, muchos detenidos recuperaron la libertad por haber estado más de un año con prisión preventiva. Sin embargo, al tiempo fueron juzgados y volvieron a la cárcel, ahora en calidad de condenados.

Además, desde ese momento, los nueve penales provinciales -tres en capital y seis en el interior- sólo alojan a presos con condena; mientras que aquellos con prisión preventiva a la espera de un juicio van a parar a las comisarías.

Otra situación que complicó aún más la capacidad de las cárceles en la capital neuquina fue el traspaso del penal de Senillosa al fuero Federal. Casi 40 internos fueron reubicados entre la U11 y la U12, confió una fuente oficial, y de esta manera ambos penales quedaron sólo con un cupo libre cada uno.

Donde sí hay lugares es en la única cárcel de mujeres, la U16, con 8 internas para 29 plazas disponibles.

Excepto la única cárcel de mujeres, los ocho penales masculinos de la provincia están al límite o sobrepoblados.

Peleas cotidianas

En las últimas semanas, al menos cuatro presos de la U11 fueron apuñalados en enfrentamientos dentro de los pabellones.

En su momento, desde el penal habían indicado que las peleas se deben a problemas de convivencia, pero la realidad indica que la situación se agravó desde que la cárcel está llena. Si bien los heridos de gravedad son pocos, las peleas son cotidianas, aseguró otra fuente.

24 Es la cantidad de presos por encima del límite

La cifra se deduce del total de plazas totales en los ocho penales para hombres, teniendo en cuenta que en la capital quedan dos y en el interior están excedidos por 26 presos.

La urgencia está en la región sur de Neuquén

Las cifras en las cárceles del interior hablan por sí solas. Salvo en Chos Malal, las demás localidades donde hay unidades de detención se encuentran excedidas en su límite de capacidad, pero la más complicada es la U41 de Junín de los Andes.

El penal está construido para que 13 personas puedan cumplir su condena, aunque en la actualidad hay 29. Tal es la gravedad de la situación, que incluso algunos internos deben dormir en colchones tirados dentro de las celdas, tal como confió una fuente a LMN.

La situación se agrava cuando se tiene en cuenta la Comisaría 43 de San Martín de los Andes. Como todas las dependencias de este tipo, posee calabozo, pero en estos ya no sólo se aloja a los detenidos del día y a los procesados. Según trascendió, paredón de por medio están divididos de un lado los detenidos con prisión preventiva, tal como establece el Código Procesal Penal, y del otro lado, un anexo de la cárcel de Junín.

Esto demuestra claramente que el próximo penal a construirse debería ser en el sur de la provincia, pero por el momento no hay novedades al respecto.

La comarca petrolera no se queda atrás, ya que la U21 de Cutral Co tiene 11 internos más de lo estipulado por su capacidad.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído