El clima en Neuquén

icon
-2° Temp
93% Hum
La Mañana

Caso Diez: para el obispo, Gils Carbó dictaminó sin pedir nuevas pericias

Cuestionó a la procuradora general de la Nación por decidir detrás de un escritorio sin haber tomado contacto con el paciente que se encuentra en estado vegetativo.

Neuquén > En el mensaje pascual que brindó ayer el obispo de Neuquén, Virginio Bressanelli, reflexionó sobre la “insatisfacción” que le provocó el aval de la procuradora general de la Nación a la muerte digna de Marcelo Diez, el hombre que hace 19 años se encuentra en estado vegetativo, sin que se realizaran nuevos estudios médicos.
Además, recomendó que “hoy esta la posibilidad técnica para saber si tiene o no algún grado de conciencia y en el Instituto Favaloro existen especialistas y medios para esto”.
De esta manera, echó por tierra las declaraciones de Alejandra Gils Carbó, de quien opinó  que “habrá hecho su trabajo, pero hay algo que me deja muy insatisfecho y es que todo se decide desde el escritorio. Se decide sin haber tomado contacto con el enfermo, sin nuevas pericias médicas”, cuestionó Bressanelli. Dijo que eso le genera “una gran preocupación”, porque “cuando se juega un bien tan básico como es el de la vida, y la vida de un tercero, hay que obrar de otra manera”.
Hace una semana, el defensor de Menores, Pobres, Incapaces y Ausentes ante el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Neuquén, Ricardo Cancela, reclamó que se designe un cuerpo de especialistas para actualizar la pericia hecha a Diez en el año 2007.
 
Polémica decisión
El obispo aludió a la decisión de hace una semana de la funcionaria nacional, quien convalidó la solicitud de las hermanas de Marcelo de suspender los tratamientos que lo mantienen con vida de manera artificial. Gils Carbó entiende que debe protegerse el derecho a la “autonomía personal”. Explicó que la procuradora “aconseja prácticamente a la Corte Suprema de la Nación que se expida según la ley llamada de muerte digna y cortándole los únicos sostenes que tiene Marcelo Diez: la alimentación y la hidratación por vía enteral”.
    Indicó que su conocimiento de Marcelo es diametralmente opuesto porque, si bien reconoció que tiene una “muy alta” discapacidad, cuenta con “manifestaciones que no son simples reflejos, sino que son producto de un mínimo de conciencia”. Y añadió: “No se puede decir que está muerto cerebralmente, es una falsedad”.
Sostuvo que su planteo se basa en que el derecho básico y esencial de la vida y que la decisión no puede estar sólo en manos de la familia.

Te puede interesar...

Lo más leído