Cayó la mujer que explotó sexualmente a 250 chicas

Madame lideraba la mayor red sexual de menores en Colombia.

Colombia. Durante el fin de semana cayó la agrupación criminal más grande de explotación sexual infantil en Cartagena, Colombia. En lugares turísticos, con el objetivo de pasar desapercibidos, se realizaban las vejaciones más temidas y siniestras: Torre del Reloj, la Plaza de los Coches, Plaza Santo Domingo y hoteles de alrededor.

Más de 250 adolescentes de entre 14 y 17 años -la mayoría inmigrantes y de barrios pobres- eran obligados a ejercer la prostitución para esta red de proxenetismo. Debían cumplir horarios y rutinas. Además, eran vendidas por catálogos y en fiestas lujosas en yates, hoteles y fincas. Después de ese negocio de trata de blancas, las mujeres eran enviadas bajo engaño al exterior.

Liliana del Carmen Campos Puello, más conocida como Madame, era la encargada de reclutar a los menores de edad. Las seleccionaba un día antes y les mentía diciéndoles que se convertirían en modelos. Aunque la realidad era otra: eran violadas, obligadas a participar de orgías, de las que Madame ganaba muchos dólares. La proxeneta fue detenida al igual que otras 18 personas, entre ellos varios israelíes señalados de ser los cabecillas y un militar que violaba y tatuaba a sus víctimas. “Alias Madame registra antecedentes penales por tráfico de heroína y permanencia e ingreso irregular a Estados Unidos”, señalaron desde la fiscalía que investiga el hecho.

Para el fiscal Mario Gómez, Madame no operó sola el negocio de comercialización de mujeres en islas del Caribe. “Alguien debía solicitar y cancelar los servicios sexuales que se realizaban en la ruta entre las Bahamas y Miami, además de las fiestas privadas con turistas extranjeros en la zona insular de Cartagena”, explicó.

Entre los detenidos hay dos policías sindicados “de exigir dinero para abstenerse de cumplir con su deber y no capturar a los turistas que pagaban por servicios sexuales con niñas y adolescentes”. Además, fueron solicitadas circulares azules de Interpol para que sean ubicados dos ciudadanos estadounidenses, uno alemán y otro argentino, pedidos en extradición por demanda de explotación sexual.

Según la fiscalía, la proxeneta engañaba a las menores y después las obligaba a participar de orgías y diferentes fiestas sexuales en varios lugares.

Las obligaba a tatuarse su nombre

El capitán retirado de la Infantería de Marina colombiana Raúl Danilo Romero Pabón no sólo abusaba sexualmente de menores de 14 años, sino que las obligaba a tatuarse las iniciales de su nombre. El hombre es un boyacense de 35 años que tenía varias condecoraciones en la Armada Nacional. “El capitán tatuaba a sus víctimas como expresión de su dominio sobre menores y adolescentes. Las autoridades tienen material probatorio que lo señalan de ubicar por redes sociales a niñas menores de 14 años y luego tatuarlas con sus iniciales”, dijo el fiscal Néstor Humberto Martínez.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído