Centenario vive un boom de la fe en barrios humildes

Hay un templo cada 317 habitantes. Muchos funcionan en casas particulares.

Adriano Calalesina
adrianoc@lmneuquen.com.ar

Centenario.- El cartel de madera, con letras desparramadas y pintura negra, dice "Iglesia Pentecostal" y anuncia el ingreso a un templo sin cruz en el confín de la ciudad, un sitio donde se escuchan los gritos con eco de los pibes que juegan a la pelota en las calles polvorientas.

En la meseta de Centenario sobran las ganas de progresar de la gente. Pero también, lo que nunca va a faltar (depende de quien lo mire) son las iglesias evangélicas, que funcionan hasta en pequeñas piezas, con el revoque aún sin terminar.

Las iglesias evangélicas funcionan hasta en pequeñas piezas, con el revoque aún sin terminar.

Son tantas, que hay un templo cada 317 habitantes, según un relevamiento del Consejo Pastoral Evangélico de la ciudad. "Hay casi cien iglesias", dice Fernando Miranda, quien está a cargo del Consejo, aunque extraoficialmente se habla de 126 templos.

Sucede que la mayoría de las iglesias funcionan en casas particulares. Y no todas tienen grandes congregaciones de fieles los domingos. Algunas sólo están conformadas por un puñado de personas, que son de una misma familia y que hacen actividades sociales los fines de semana.

En Centenario no existe una dirección de culto y todos los datos los tiene el gobierno provincial. Pero no todas las iglesias están regularizadas y otras son sólo filiales de templos de otras ciudades, donde un pastor tiene la misión de evangelizar en un territorio.

"Estamos comprometidos con lo que pasa en el pueblo y con la gente". Fernanda Miranda. Consejo de Pastores de Centenario

El boom de las iglesias evangélicas se da en toda la región, pero en esta ciudad y con el crecimiento poblacional en los últimos años, parece que crecen como hongos. La mayoría ayuda a "revertir situaciones personales", según explica Miranda.

"Creo que es Dios el que se encarga de hacer el boom en la vida de cada persona, por una situación que hay que revertir. Algunos vienen con adicciones, sin dinero y con muchos problemas familiares", dice el pastor, quien trabaja en una empresa petrolera.

40.000 habitantes tiene Centenario.

En los últimos 5 años cientos de familias eligieron la ciudad para vivir. Muchas son humildes y se asentaron en lotes sociales. Algunas pertenecen a congregaciones del evangelismo.

Cada dos o tres manzanas se erige un templo en la ciudad. A veces, hay dos edificios religiosos por manzana y por las noches se escuchan los cantos y rezos de los fieles en algunas barriadas que dicen haber sentido "el llamado de Dios".

En esta época de cambios económicos, las iglesias parecen ser un refugio en el corazón de los barrios. Pero el accionar religioso no sólo es potestad de los más humildes. También van profesionales, que suelen liderar como pastores.

"Creo que la gente que se está volcando a Dios no se basa en su condición social. En los ámbitos, todo el mundo se está volcando al evangelismo. Vemos cada tanto profesionales y gente pudiente que se acerca a los templos", señala Miranda.

Heriberto Medina es pastor desde hace tiempo y preside un templo en la calle Buenos Aires del barrio Sarmiento. Dice que hasta hace unos años profesaba el catolicismo, pero un problema grave de salud en su esposa hizo que hiciera un clic en la militancia religiosa.

"Me pasé al evangelismo, todos los que somos pastores vivimos lo que se dice 'el llamado', nadie es pastor sólo porque tiene dotes de habla. Lamentablemente mucha gente lo ve así, pero no todos pueden ser pastores", concluyó.

Muchos: Con el crecimiento demográfico, proliferaron los templos evangélicos en Centenario.

Unos 3 mil en toda la provincia


En Neuquén capital hay 600 iglesias, es decir, una cada 8 manzanas. Mientras que en toda la provincia existen unos 3 mil templos, de los cuales apenas una cuarta parte está registrada.
La gran mayoría de las instituciones –alrededor de un 70 por ciento– son evangélicas y el resto se divide entre católicos (12 por ciento) y otros ocho credos.

Entre los templos registrados, hay dos de la asociación budista Soka Gakkai, fundada en Japón, y también una filial del grupo religioso Caballeros Americanos del Fuego.

No existe pueblo ni paraje en la provincia donde no haya al menos un lugar donde rendirle homenaje a Dios.

La iglesia más grande en infraestructura y cantidad de asistentes está en la capital neuquina. Se estima que es el templo evangélico Dimensión de Dios, ubicado sobre la calle Illia, donde cada domingo acuden alrededor de dos mil fieles.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído