Chau, gordo querido

Murió Juan Carlos Mesa, autor, actor y guionista de clásicos de radio y TV.

Buenos Aires
Tras permanecer internado varios meses en el Sanatorio de La Trinidad por una insuficiencia renal, Juan Carlos Mesa falleció ayer a los 86 años. “El velatorio va a ser algo muy privado. No tengo mucho más qué decir. Hace tiempo que estaba grave y se fue nomás. Toda la gente hizo esfuerzos descomunales para ayudarlo, pero ya era hora de partir”, aseguró Gabriel, uno de sus hijos, al confirmar la triste noticia. El artista, que padecía diabetes, no había podido superar el deceso de su esposa Edith, quien murió en noviembre pasado.

Biografía En 2015, Mesa presentó el libro Metamorfosis, donde repasa su vida íntima y profesional.

Gigante desde su corpulencia física hasta su capacidad creadora. El multifacético y ocurrente guionista, actor y director no sólo construyó una prolífica carrera, sino que además se ganó el cariño y el respecto del público y de quienes compartieron proyectos con él. Dejó su huella en más de 60 comedias para TV, 10 programas de radio, 14 películas, 29 obras de teatro y café-concert. Además, cosechó innumerables premios, homenajes y reconocimientos.

El humor en su ADN
Nació un 15 de mayo de 1930. Hijo de un andaluz y de una bailarina cordobesa, Mesa heredó de sus padres un humor con tintes del absurdo y la exageración. Con los años lo pulió y le dio vuelo propio. Incursionó en los medios de pequeño, cuando su madre lo llevó a LV3 de su Córdoba natal para que recitara de memoria rimas en el envío infantil Gorjeo y Doña Tremebunda.

Ya sin guardapolvo, volvió a la radio para difundir la actividad de La Gauchada, un conjunto folclórico con el que recorría la provincia. Y más tarde se instaló en Buenos Aires para guionar a figuras como Jorge Porcel, Carlos Balá, Joe Rígoli, Tato Bores , Pepe Biondi, Juan Verdaguer y Alberto Olmedo.

A su vez, se sumó a elencos autorales de ciclos que hicieron historia, como La Tuerca y Hupumorpo, además de la emblemática Mesa de noticias. También brilló como libretista de Los Campanelli, Stress, Mi cuñado, Gorosito y señora y Brigada cola. Por si fuera poco, se lució como actor en muchas realizaciones en las que también escribía como Tato por Ciento y El gordo y el flaco. Sus últimas participaciones en televisión fueron en Mujeres asesinas y El Arca.

Dueño de una sana picardía, el grandote campechano y ocurrente hizo reír sin entrar en la vulgaridad, evitando el humor negro y el doble sentido explícito. “Trato de copiarle a la vida lo que tiene de grotesco por el tamiz del humor. Permanentemente estoy tratando de capturar imágenes en aquello que a los ojos de los demás parece demasiado serio. El humor es eso: ponerse el saco al revés”, había definido hace unos años el entrañable capocómico.

RECUERDO
La redacción que hizo historia en TV

Con ciclo emitido desde 1983 a 1987, el humorista sentó las bases de un formato cómico moderno y dinámico que se convirtió en un clásico. El desopilante noticiero por el que pasaron actores, músicos y periodistas tuvo un éxito arrollador. Además de conducirlo junto a Gustavo Yankelevich, Mesa armaba los guiones en el día, contra reloj. De allí surgió la dupla de “el gordo y el flaco” con Gianni Lunadei.

Embed

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído