El clima en Neuquén

icon
Temp
72% Hum
La Mañana chocolates

Cintia, la dama de los chocolates y licores en pleno centro de Zapala

La historia de un emprendimiento que inspira. Logró montar su pequeña fábrica artesanal de chocolates junto a su esposo y a sus dos hijos.

Empujar la vida con amor propio y con espíritu emprendedor son siempre las claves para salir adelante. El acompañamiento familiar se constituye entonces en el motor principal para impulsar los deseos y proyectos a un buen destino. Esta es la historia de Cintia Caro, una joven emprendedora de esta ciudad del centro neuquino.

Hace unos 6 años se dedica a la chocolatería y heladería artesanal. Sus primeras armas en el rubro las hizo en la turística Bariloche, donde vivió muchos años. “En esta ciudad trabajé en grandes chocolaterías y aprendí a hacer variedades de sabores. También yo misma fui inventando sobre la marcha algunos sabores propios”, dijo Cintia. La joven agregó que “con mis productos trabajo en ferias de Zapala y en toda la provincia, tanto en Neuquén como en Río Negro. Es usual encontrarme en fiestas gauchas o en ferias grandes como el Zapala Emprende. En esta ciudad pertenezco a la Feria Itinerante, a la cual le debo mucho porque en ese lugar di mis primeros pasos con mi emprendimiento”.

Te puede interesar...

El emprendimiento de Cintia, al igual que el de decenas de zapalinos, ha recibido un fuerte impulso del municipio a través de la Secretaría de Educación, Promoción de Empleo y Producción. La misma por intermedio del Programa de Empleo Independiente (PEI) brinda en forma constante asesoramiento, respaldo y facilitación de los medios necesarios para desarrollar emprendimientos a todos aquellos trabajadores desocupados o de aquellos que simplemente quieran llevar adelante sus negocios por cuenta propia.

CINTIA CARO (16).JPG

En este camino, el área municipal ha impulsado la concreción en forma periódica la Feria Zapala Emprende que, con todas las exitosas ediciones concretadas, se ha logrado transformar y posicionar como la mejor vidriera para que puedan exhibir y vender sus productos y creaciones todos los artesanos y productores de la ciudad y de localidades vecinas.

El boom en tiempos de pandemia

Como a todos los emprendedores, los tiempos de pandemia marcaron un punto de inflexión en sus actividades. “A raíz de la pandemia no sabíamos qué hacer ya que mi esposo y yo trabajamos de esto, vivíamos pura y exclusivamente de lo que producíamos. Se nos ocurrió hacer acá en casa, ya que vivimos en un lugar privilegiado como es el Cerro Michacheo, donde se podía trabajar, donde se podía recrear la gente durante la pandemia y fue un boom”, relató con entusiasmo.

“Abrimos un pequeño stand con unos pocos chocolates y así empezamos de nuevo a trabajar con los protocolos del momento”. Muy pronto el lugar ganó en visitas de los vecinos y se transformó en un punto de referencia de las caminatas permitidas por las flexibilizaciones de la pandemia. “Empezamos vendiendo chocolates y después elaboramos unos baldes de helado. Así fuimos creciendo hasta que pude concretar mi sueño de tener mi propio local al pie del Cerro Michacheo”, contó. Como no podía ser de otra manera y para generar sentido de pertenencia entre los clientes, a ese local lo nombraron “Heladería y Chocolatería El Michacheo”.

En el paseo Doña Paca

El emprendimiento de Cintia ha ganado en reconocimiento y trascendencia. Tanto es así que en esta temporada invernal que golpeó con crudeza a la ciudad decidieron acercar aún más sus productos a los vecinos y a los turistas que visitan Zapala. “Actualmente y gracias a la colaboración de la secretaria de Gobierno Belén Aragón pudimos montar un carrito gastronómico en pleno centro de la ciudad, justamente en el Paseo Doña Paca para poder trabajar y vender nuestros productos”, explicó. En este punto donde los zapalinos se encuentran y comparten su cotidianidad, el local ambulante se ha transformado en la nueva postal del centro zapalino. Entre la oferta puesta a disposición del público se pueden encontrar: chocolates, waffles, licuados, café y chocolate caliente. “Aquí trabajamos todas las tardes desde las 17 a 21 horas. Los lunes no abrimos ya que es la jornada que usamos para la elaboración de nuestros productos”.

CINTIA CARO (8).JPG

En referencia a su nuevo punto de exhibición y ventas, Cintia comentó que “esto nos está sirviendo muchísimo económicamente para poder vivir el día a día. Nuestros clientes están muy contentos porque estamos cerca ya que no pueden llegar a nuestro local por las condiciones climáticas que dificultan llegar a nuestro local en el Michacheo”.

Los licores, una alternativa

En el mes de agosto una de las bebidas más buscadas y apreciadas es la caña con ruda por sus propiedades y virtudes. “Esta bebida al igual que otros tipos de licores los vengo produciendo desde hace unos 4 o 5 años”, expresó Cintia. Agregó que “tengo fieles clientes que cada año vienen religiosamente a buscar su caña con ruda. Es una tradición de mucho tiempo, la cual le adjudica propiedades medicinales a esta bebida”. La emprendedora citó también que tiene clientes que buscan otras bebidas como Baileys, Tía María, chocolate y café al coñac. “Hay variedades de sabores, tiempo atrás también vendíamos también el tradicional guindado”.

CINTIA CARO_caña con ruda (26).JPG

Respecto a su emprendimiento tan diverso en productos y sabores dijo que “esto para nosotros es una salida laboral. Es crecer todos los días. Es un orgullo que la gente elija nuestros productos por sobre los de otros productores. Cada vez que prueban un chocolate nuestro quedan fascinados. Muchos clientes se los llevan a Bariloche o a San Martín de los Andes. Se van muy felices”.

Trabajar en el centro zapalino

“Estar en el centro para nosotros es muy beneficioso porque no tan solo el boca a boca del pueblo puede hacerte acercar al local. Sino que también la gente de paso, ya que somos una ciudad de paso. Esos turistas siempre buscan algún recuerdo o algo que llevar”. En este sentido explicó que “esas personas tal vez les resulta difícil ubicarnos en nuestro local por esta razón el hecho de estar trabajando en el centro es muy beneficioso para ellos y para nosotros. Con este carro que ahora tenemos vamos a trabajar por temporadas aquí en el Paca”, adelantó Cintia.

CINTIA CARO_caña con ruda_1 (21).JPG

>> La familia, el pilar fundamental

La fortaleza de Cintia es su familia conformada por su esposo Ernesto y sus hijos Joaquín y Gustavo. “Siempre fuimos una familia emprendedora, todos son muy conocidos en Zapala por la carpintería. Actualmente mi papá tiene una maderera. Era su sueño y con trabajo y perseverancia lo pudo lograr. El nos contagió el rumbo emprendedor en lo relacionado a los negocios y en especial a nunca darse por vencido, a encontrarle la vuelta a todo para seguir adelante”.

En referencia a su emprendimiento y a los logros obtenidos hasta el momento se sinceró y expresó con mucha satisfacción. “Mi objetivo está cumplido. Claro que me encantaría poder crecer mucho más pero yo soy una sola. Me gustaría poder dividirme en diez, sería genial pero no se puede. Mi esposo me ayuda muchísimo, está al pie del cañón todo el tiempo, trabaja conmigo, es mi mano derecha, mi sostén, mi todo”. Siguió diciendo que “los chocolates los hago íntegramente yo y mi esposo me ayuda a organizarme y a hacer y duplicar los sabores de los helados. Mis hijos también ayudan pero además también se los comen”, señaló en medio de risas. “Estamos probando recetas nuevas todo el tiempo y tratando de mejorar la calidad de nuestros productos”, agregó.

CINTIA CARO_Paseo La Paca y su carro (20).JPG

En tren de deseos para su lugar en el mundo que es el cerro Michacheo se animó a soñar que en algún momento se pueda hacer una ciclovía o asfaltar la calle principal de la zona. “Esto facilitaría enormemente el acceso a estos lugares y permitiría el incremento turístico para el cerro y sería un beneficio para aquellas personas que les gusta caminar o andar en bicicleta por lugares tranquilos como el nuestro”, precisó.

La importancia de ser innovadores siempre

Cintia para llegar a lograr el buen presente que vive su emprendimiento tuvo que sortear varios obstáculos y sobreponerse con mucha garra y pasión. Hoy su historia es inspiradora para aquellas personas que desean ganarse la vida con esfuerzo propio. Siempre es posible, basta con querer hacerlo. En este sentido la emprendedora de los chocolates dijo que “para mi emprender, fue y es algo muy positivo. Lo bueno es innovar, no copiar. Siempre hay que innovar, buscar ideas de otros lugares y animarse a ser distintos. Insisto con que, hay que ser innovador cuando uno quiere ser emprendedor. No ponerse a hacer cosas que el resto hace”.

Para Cintia cualquier persona se puede transformar en emprendedor. Sobre todo cuando se pregunte: “bueno, no tengo trabajo, tengo familia, necesito emprender”.

CINTIA CARO (12).JPG

En referencia a eso se animó a brindar una sugerencia “la idea debe ser siempre buscar algo que nadie más tenga y eso llevarlo al siguiente nivel, que es lo que yo hice con mi emprendimiento”. Acotó que “yo me esforcé junto a mi familia a poner en marcha una chocolatería y a imponer mi calidad de chocolates. Sin ánimos de exagerar nuestros productos se han transformado en un icono de Zapala”.

Por último añadió que “todo el mundo ya sabe y conoce las instalaciones de nuestra chocolatería El Michacheo y valoran enormemente la calidad con la que trabajamos, no tan solo el chocolate sino también el helado. El mensaje que le puedo dar a los jóvenes es que “si van a emprender tienen que ponerse primero en la búsqueda de algo innovador, que nadie más tenga o que sea muy poca la gente que lo tenga y si lo tiene que mejoren el producto, que logren que sea único”.

CINTIA CARO (4).JPG

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario