El clima en Neuquén

icon
21° Temp
68% Hum
La Mañana local

Comerciantes del Bajo piden mayor vigilancia ante ola de robos

Se trata de trabajadores de la calle Sarmiento, quienes denuncian que no pueden trabajar tranquilos ante la preocupante cantidad de robos en las últimas semanas.

Boquetes, mecheras, asaltos en la vía pública y hasta robos a vehículos. Esa es la situación que denuncian los comerciantes del bajo neuquino, la cual los motivó a pedir desesperadamente más presencia policial en las calles. "Necesitamos trabajar tranquilos, necesitamos levantarnos a la mañana y saber que nuestro local va a estar como los dejamos la noche anterior", rogaron.

El pedido fue dado a conocer este martes en declaraciones radiales por Leandro, uno de los propietarios de comercio de la calle Sarmiento y quien se ha visto perjudicado por una reciente escalada de la delincuencia en el sector.

Te puede interesar...

"Estamos preocupados porque en los últimos 10 días ha habido una seguidilla de hechos delictivos. Hace una semana incendiaron un local, intentaron abrir otro, robaron en una casa deportiva. Ayer (lunes) ingresaron por la persiana del frente de una confitería", enumeró algunas de las situaciones que motivaron el reclamo. "La situación se esta tornando un poco difícil, considerando principalmente que no fue un año muy agradable para todos los comerciantes", agregó.

Según indicó, la actividad de los delincuentes se viene sintiendo fuertemente sobre el tramo de Sarmiento que inicia en la Avenida Olascoaga y va hasta la intersección con calle Don Bosco. La mayoría de los robos o intentos ocurren durante la madrugada y el peor de los hechos ocurrió ya hace una semana y tuvo como protagonista a un trabajador cuyo local fue incendiado, sobre Sarmiento al 230.

Sin embargo, quienes se han visto damnificados no son sólo comerciantes, sino también clientes cuyos autos fueron desvalijados, y transeúntes asaltados.

"Estamos exigiendo mayor presencia policial y rondas. Es una situación difícil, nos levantamos todos los días pensando que quizás vamos a entrar a nuestro local y no vamos a encontrar nuestros productos o con la misma situación que nuestro colega; con el comercio incendiado", planteó.

Asimismo, agregó: "Neuquén hoy es tierra de nadie. Estamos trabajando toda la temporada, afrontando sueldos, afrontando pérdidas y necesitamos trabajar tranquilos. Necesitamos levantarnos a la mañana y saber que nuestro local va a estar como lo dejamos la noche anterior".

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

17.518248175182% Me interesa
2.1897810218978% Me gusta
2.9197080291971% Me da igual
2.1897810218978% Me aburre
75.182481751825% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario