Cómo bajar la fiebre que tiene tu perro

Cómo bajar la fiebre que tiene tu perro

La temperatura normal del cuerpo de un perro oscila entre los 38,5ºC y 39,5ºC y es sensiblemente mayor en comparación a la que reconocemos los seres humanos, que va de los 36,5ºC a 37,5ºC. De esta manera, para que determinada infección o inflamación le cause fiebre a tu perro, deberá presentar una temperatura corporal no menor a los 38,5ºC y es bajo ese panorama que debés tomar cartas en el asunto. También se puede dar nota del malestar debido a la tos, vómitos y deshidratación que suele presentar.

Si nuestro perro está afiebrado, lo notaremos cuando alcance la temperatura mencionada, que puede aumentar con el correr de las horas. La idea es que la fiebre de nuestra mascota no resulte preocupante y agrave por completo su estado de salud, razón por la cual es muy importante en el momento que aparece la fiebre realizar con urgencia una consulta veterinaria. Al mismo tiempo que el profesional nos indique qué pasos a seguir, existen determinados cuidados que se deben realizar en el hogar: un baño de agua tibia resulta indispensable y sumamente positivo en función del bienestar canino en momentos en los que presenta temperatura elevada. Ojo, que no sea agua helada o muy fría ya que el cambio brusco de la temperatura podría perjudicarlo, incluso hasta llegar al caso de hipotermia. Otra forma es envolverlo con una toalla o usar una esponja y pasársela por el hocico, las axilas y las ingles.

Teniendo en cuenta que en estos casos el perro suele quedarse quieto, reposando y recuperando energías que la presente afección le está quitando, es sumamente positivo la presencia de un ventilador en frente de él para que su temperatura corporal disminuya, baje la fiebre y, por consiguiente, aumente su bienestar físico. Por otro lado, es clave que el animal tome agua fría constantemente.

Cuidados hogareños: Un baño de agua tibia, un clima fresco en la casa y constante agua ayudarán a tu can.

Acudí al veterinario. Por Sergio Gómez (veterinario)

La fiebre es un mecanismo de defensa del organismo para evitar la multiplicación de microorganismos que desarrollan a temperatura corporal (en los perros, la temperatura normal suele oscilar entre los 37 y 38 grados).

Dentro de las causas se encuentran infecciones virales y bacterianas, enfermedades endocrinas como el hipertiroidismo y algunos tipos de neoplasias. Los síntomas son mucosas y nariz seca, cuerpo caliente, jadeo, abatimiento, decaimiento, falta de apetito, aumento del consumo de agua e incluso convulsiones.

Es importante que lleves a tu perro al veterinario para que diagnostique la causa e inicie el tratamiento correcto, el cual incluye drogas para bajar la temperatura corporal, como novalgina. Cabe destacar que, aunque un profesional ya te haya recomendado los medicamentos, no se los suministres sin una nueva visita. Por otro lado, recordá colocarle paños fríos en las ingles y axilas.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído