El clima en Neuquén

icon
23° Temp
20% Hum

Cómo diferenciar alergia y resfrío del coronavirus

Con el cambio de estación y el inicio del otoño, aparecen afecciones típicas. Acá los datos claves para diferenciar.

Con el cambio de estación y el inicio del otoño, aparecen afecciones típicas como alergias y gripes. Por eso, es importante poder diferenciar los síntomas de estos males con los del coronavirus y tomar las medidas correspondientes en cada uno de los casos.

En primer lugar, es más fácil diferenciar las alergias de las enfermedades producidas por virus: la hipersensibilidad a ciertas sustancias extrañas se manifiesta con estornudos, congestión nasal, mucosidad transparente, picazón en la nariz intensa y lagrimeo o picor ocular. Todos estos signos no aparecen cuando una persona se contagió COVID-19 aunque algunos sí se asemejan con el resfrío común.

Te puede interesar...

A diferencia de las alergias, las infecciones virales provocan una elevación en la temperatura corporal, tos, dolor de garganta y muscular. De acuerdo a las recomendaciones brindadas el año pasado por los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC por sus siglas en inglés), lo primero que hay que preguntarse es si la persona tiene fiebre y en caso en que así fuera, si también experimenta otros síntomas, como falta de aire, debe consultar al médico porque podría tratarse de coronavirus.

"Al principio del curso de la enfermedad, la sintomatología es casi imposible distinguir una de la otra. El resfrío común queda limitado a la vía aérea superior, con goteo nasal, pero el coronavirus avanza un poco más y afecta las vías superior e inferior, con tos y dificultad para respirar. Eso sucede cuando la afección está avanzando. Lo que cambia son los agentes productores. Ninguna de las enfermedades que provocan esta sintomatología requieren un tratamiento específico. Hay que estar atentos al avance de los síntomas para poder hacer el diagnóstico", comentó el médico Carlos Kambourian, ex presidente del Hospital Garrahan.

El especialista agrego que "en el caso del COVID, la infección de vía superior y el dolor de cabeza se acompañan de un cansancio bien importante, que es muy diferente el cansancio de la gripe común". "Es un dolor sordo de los músculos, que lo único que intenta es hacerte permanecer quieto. Te inhabilita de hacer tu actividad por más básica que sea. Hasta para la recorrer una distancia corta dentro del hogar, la persona infectada va a tener que hacer una parada en el medio para suspirar varias veces y recuperar el oxígeno con esta enfermedad", señaló.

También, estas enfermedades pueden diferenciarse en que el resfrío presenta una mucosidad amarilla o verdosa, cosa que el mal pandémico no; y tos con catorro, mientras que la del COVID es seca. En tanto, el virus del SARS-CoV-2 puede generar pérdida del sentido del gusto o del olfato, diarrea, dolor abdominal y erupciones cutáneas.

Los expertos pidieron prestar suma atención a todas las manifestaciones.

Además se identificar un contacto estrecho con un contagiado, se debe consultar a un médico y aislarse preventivamente cuando aparecen los primeros síntomas del COVID-19, tales como fuerte dolor de cabeza, fiebre, tos seca y dificultad respiratoria.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

88.571428571429% Me interesa
8.5714285714286% Me gusta
2.8571428571429% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario