Cómo reforzar nuestras defensas con las comidas

Inmunonutrición: una práctica que es tendencia en la vida cotidiana.

Buenos Aires.- Comenzó como una práctica médica destinada a pacientes durante los días anteriores y posteriores a una cirugía con el fin de mejorar el proceso de cicatrización y su recuperación en general. Pero con el tiempo, transcendió el ámbito de clínicas y hospitales y se empezó a aplicar en la vida diaria de las personas.

El concepto de inmunonutrición conjuga sistema inmune y nutrición. Implica la administración de ciertas sustancias (arginina, ácido glutámico, zinc, magnesio, ácidos grasos poliinsaturados, etc.) en la alimentación con la finalidad de aportar nutrientes al cuerpo y reforzar las defensas.

La recomendación es siempre tener a mano viandas saludables para llevar a todas partes.

El ritmo de la sociedad actual hace que el cuerpo esté expuesto a altos grados de estrés sostenido, semejante al causado por las cirugías. Esto puede afectar el sistema inmunológico y desencadenar enfermedades, en especial durante las estaciones frías en las que son frecuentes gripes y resfríos.
Teniendo en cuenta la dificultad de muchas personas para mantener una dieta equilibrada, los médicos sugieren una lista de alimentos fáciles de incorporar en la alimentación diaria.
La recomendación es tener a mano viandas saludables para llevar a todas partes:

- Yogur (con probióticos) y avena: puede ser un snack a cualquier hora del día. Aporta fibra y fortalece el sistema digestivo.

- Naranja en gajos: se puede preparar en casa y llevarlas en un recipiente adecuado para picar cuando se desee como un tentempié. Es rico, tiene vitamina C y genera sensación de saciedad.

- Nueces: el zinc es importante frente a la congestión nasal y al dolor de garganta. Se pueden agregar a ensaladas verdes o de frutas.

- Chocolate amargo: sólo una barra tiene la capacidad no sólo de aquietar la "necesidad" de algo dulce, sino que también aporta flavonoides, importantes para prevenir enfermedades.

- Té verde con canela y miel. Tiene acción antioxidante, antimutagénica y propiedades antiinflamatorias.

- Ácidos grasos poliinsaturados. Están presentes en la carne de pescados grasos y azules (sardina, caballa, atún, salmón), mariscos, frutos secos, aceites, espinacas, repollo, lechuga, brócoli y en la leche materna. Poseen efectos antiinflamatorios que favorecen la respuesta inmunológica del cuerpo humano ante ciertas enfermedades, como el cáncer.

Tupper: Usar recipientes térmicos para mantener la temperatura de los alimentos.

Elegidas por nutritivas y saludables

Muchos especialistas las desaconsejaron durante años en dietas para perder peso por calóricas y por su alto contenido graso. Sin embargo, estudios recientes han desmitificado su reputación. Las nueces combaten la obesidad abdominal y la hipertensión. Mejoran la salud cardíaca y nos ponen de buen humor. Además, tienen efectos protectores contra el estrés oxidativo y contra la muerte celular que se produce en el cerebro de los enfermos de alzhéimer.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído