El clima en Neuquén

icon
14° Temp
58% Hum
La Mañana salud

Con el personal de Salud no

Se sucedieron algunos hechos violentos contra profesionales que solo merecen respeto.

La pandemia generó desde sus inicios gestos de solidaridad y responsabilidad frente a la lucha contra un virus del que todavía se desconocen muchas cosas. Pero también despertó la miseria humana que algunos llevan dentro.

Al accionar inentendible de los antivacunas y quienes se oponen a cualquier tipo de medida de control, como el pase sanitario, se sumó esta semana la reacción agresiva, y en algunos casos hasta con violencia física, contra el personal de salud, especialmente el que está abocado al trabajo a destajo que implican hoy los testeos, por el aumento exponencial de casos positivos.

Te puede interesar...

Es un fenómeno que se dio en diferentes lugares del país y del que Neuquén no quedó exento, según se pudo saber a través de Adelaida Goldman, la directora asociada del Castro Rendón.

A diferencia de las primeras olas de contagio de coronavirus, que colapsaron las áreas de terapia intensiva, en la actualidad el problema radica en la enorme demanda de los dispositivos de atención primaria de la salud, como las unidades de hisopado, de seguimiento domiciliario de casos e incluso de los laboratorios, que están procesando muestras casi las 24 horas.

“Qué te importa si me junté” o “qué te importa si tengo la vacuna, atendeme’, son algunas de las frases que se escuchan en las guardias de los hospitales cuando ciertos pacientes son consultados respecto de su esquema de inmunización o del contacto estrecho con otras personas.

Goldman señaló, por si hiciera falta recalcarlo, que los profesionales que trabajan en el sistema están agotados física y mentalmente. Pedir empatía quizá para algunos sea mucho. Pero lo mínimo, ante semejante tarea demostrada durante casi dos años, es tener respeto.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario