Condenaron a prisión a dos de los profes de remo

Marcaron a un chico con un fierro caliente en un rito de iniciación.

NEUQUÉN
“Gracias a Dios se logró la sentencia que buscábamos: que se los declarara culpables y que tuvieran una pena de prisión efectiva”, expresó emocionado el abogado de la familia del chico de 14 años que fue marcado en la cola con un fierro caliente por sus profesores de remo del Club Santafesino el año pasado.

Por unanimidad, el tribunal compuesto por Diego Piedrabuena, Cristian Piana y Liliana Deiub condenó a tres años y medio de prisión efectiva a Damián Rodríguez (29 años) y a Cristian Jadul (39); y a Juan Rodríguez (21) a tres años de cumplimiento condicional, por el delito de lesiones graves, agravadas por haberlo hecho entre dos o más personas y por la alevosía.

14 años tenía la víctima cuando fue atacada por sus profesores de remo del Club Santafesino.

En el caso del menor de los hermanos Rodríguez, el tribunal consideró como atenuante su edad, su educación y los daños sufridos cuando fue detenido (fue torturado por un policía). Aunque no hizo lugar al pedido de los abogados defensores de la pena natural.

Por otro lado, el tribunal consideró que Damián Rodríguez “traicionó la confianza de profesor-alumno” con el adolescente, lo que considera un agravante, configurado como alevosía.

“Damián aprovechó no sólo las circunstancias para agarrarlo por sorpresa desde atrás, sino la confianza que la misma víctima le tenía para poder reducirlo e inmovilizarlo, para que Jadul le pueda bajar los pantalones y Juan Rodríguez lo pueda quemar con el atizador”, describe el fallo.

Otro de los argumentos de los jueces fue la falta responsabilidad con la que actuaron los instructores, que son adultos y tenían un grupo de chicos a su cargo. “Esto agrava la conducta de Damián Rodríguez y de Jadul. Aunque no la de Juan Rodríguez, quien, pese a ser un adulto, está saliendo de la adolescencia”, y que “estaba allí más como un alumno que como un mayor a cargo”, expresaron.

Tras escuchar la sentencia, los padres mostraron su satisfacción, aunque prefirieron no hacer declaraciones. “Estamos contentos y satisfechos por la labor realizada”, afirmó Hernández, y agradeció la tarea del fiscal Horacio Maitini.

El hecho se produjo el 30 de octubre del año pasado, durante un rito de iniciación en el que le marcaron la cola al chico de 14 años con un fierro caliente. En el juicio quedó demostrado que estas torturas a los menores eran frecuentes.

El defensor
“Fue sólo un juego de chicos”

Durante el juicio, los defensores insistieron en la falsedad de los hechos tal como fueron narrados. “Nadie tomó un fierro caliente”, afirmó Roberto Berenguer, el abogado de los hermanos Rodríguez, y adelantó que junto con Marcelo Inaudi (abogado de Jadul) impugnarán la sentencia y la pena. “Lo que pasó es que estaban jugando los chicos entre ellos y uno le dijo a Damián ‘agarralo’; lo tomó, pero logró soltarse y se cayó sobre el hierro caliente”, explicó. Además, indicó que hubo un testigo, otro de los alumnos que estuvo esa noche durante la cena, que ratificó esa teoría de la defensa. “Vamos a ir por todo. No estamos de acuerdo con los fundamentos que se dieron y los hechos no están bien juzgados”, sentenció el abogado defensor.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído