Coqui, el gatito que recibió 15 balinazos en la cabeza

En España, ardieron las redes sociales tras conocerse la historia.

En España, se desató una ola contra el maltrato animal luego de la aparición de Coqui, un gato que no fue visto por dos semanas y cuando regresó, tenían 15 balinazos e la frente. Se presentará una denuncia ante la Guardia Civil para que busquen a los responsables del ataque.

Te puede interesar...

El grupo de rescatistas "Canceira de poio", compartió la triste historias en sus redes sociales y rápidamente tomó repercusión nacional. "Apareció este gatito lleno de heridas por culpa de una escopeta de balines, alguien de la zona se ensañó con él y piensan que lo han podido retener para dispararle. Desde aquí, le mandamos mucho ánimo a su dueña y la animamos también a denunciar. Ojalá encuentren a la ‘persona’ y pague por lo que ha hecho", escribieron.

El felino en cuestión se llama Coqui y reside en Pontevedra, Galicia. Según precisó Laura Pereira, una chica de la parroquia de Lérez quien mostró en Facebook la tremenda agresión y que junto a su familia es la dueña, el animal se había ausentado hace dos semanas hasta que apareció con más de 15 balinazos en su cuerpo. La mayoría de los impactos de un rifle de aire comprimido fueron a su cráneo, causándole numeros lesiones. Incluso, perdió un ojo.De todas formas, gracias a su coraje y fuerza, Coqui logró sobrevivir.

La joven comentó que no fue la primera vez que se produce en las inmediaciones un ataque de estas características, por lo que trata de recabar información por las redes sociales de cara a la denuncia que, según anunció, va a presentar ante el Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil. "Para dispararle de esta forma en la cabeza y la cara ha tenido que estar encerrado o acorralado de alguna forma", opinó Laura. A su vez, detalló que si bien tenía acceso al exterior, el gato solía quedarse habitualmente en la casa, por lo que en su familia ya lo daban por perdido. "Hasta hoy, que lo que queda de Coqui se ha arrastrado hasta casa. Le han disparado al menos 15 veces con una escopeta de balines, una de ellas en un ojo, que se ha infectado y lo ha perdido", reiteró Pereira. También señaló que hubo otro disparo que se quedó muy cerca del otro ojo, además de estar desnutrido y deshidratado.

El muro de Facebook de esta gallega se convirtó en un parte médico diarioAdemás, recibió miles de apoyos. Recientemente, contó que en la veterinaría de Pontevedra le quitaron los proyectiles y le administraron remedio hasta equilibrar su salud.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído