El clima en Neuquén

icon
10° Temp
56% Hum
La Mañana coronavirus

Coronavirus: vecinos solidarios se ponen al servicio de los abuelos

En los ascensores de la ciudad se replican carteles ofreciendo ayuda a las personas mayores de 65 años, para que no salgan de sus casa a hacer compras.

En medio del avance del brote de coronavirus en el país, las acciones solidarias se encienden para llevar una luz de esperanza a las personas más vulnerables fortaleciendo así los lazos sociales y los ejemplos a replicar frente a la imposición de la cuarentena obligatoria y varias situaciones en las que prima la mezquindad y el individualismo.

Por caso, en varios edificios de Neuquén comenzaron a aparecer, pegados en los muros de los ascensores, carteles de vecinos solidarios para ponerse a disposición de las personas mayores de 65 años, que se encuentra dentro del grupo de mayor riesgo ante el Covid-19. Con el objetivo de que no salgan de sus casas, para cumplir con el aislamiento social recomendado por las autoridades sanitarias, varias personas se ofrecieron a realizar las compras de los adultos mayores que viven en el mismo edificio que ellos.

Te puede interesar...

"Si algún/a vecino/a mayor de 65 años necesita comprar alimentos o medicación ¡No salga de su casa! Cuente con mi ayuda", escribió Pablo en el cartelito que dejó en el ascensor de su edificio, ubicado en el barrio Santa Genoveva. "Cuidemos a los vulnerables #YoMeQuedoEnCasa", agregó, haciéndose eco de la consigna que se replica en las redes sociales para prevenir la cadena de transmisión de la enfermedad.

"Siento que es una situación compleja la que estamos viviendo, que hay gente vulnerable y tenemos que implementar la solidaridad que se perdió", dijo Pablo, en diálogo con LMNeuquén, al explicar qué fue lo que lo motivó a ponerse al servicio de sus vecinos.

Pablo decidió presentarse como colaborador, luego de ver en un grupo de WhatsApp que un amigo suyo había tomado la iniciativa en el edificio donde vive. Precisamente, Manuel, contó que la idea surgió a partir el diálogo que mantiene con amigos que actualmente residen en España. "Me contaron que se están organizando, no sé si tanto en edificios, pero si entre familiares, justamente para evitar que la gente salga; ellos están en un contexto de cuarentena general", explicó Manuel, al ser consultado por este medio.

"Como acá en mi edificio viven un par de personas mayores, tengo una vecina que vive sola, se me ocurrió poner el cartel. Yo total tengo que ir al supermercado, hay salidas que tengo que hacer. como ir a trabajar. Si una persona mayor no tiene a nadie que la asista, me ofrezco a hacer alguna compra. Yo dejé mi número de teléfono para que me llame o me escriba, me diga qué necesita comprar, por supuesto compras chiquitas", aclaró. "Luego le toco el timbre y le dejo las cosas en la puerta de la casa, obviamente manteniendo la distancia. Le doy el ticket y ahí me reintegra la plata. Pensé hacerlo por reintegro para darles seguridad y evitar estafas, pensado que si se replicaba esto en un montón de lugares, siempre están los pillos que buscan aprovecharse de la gente", advirtió.

"Me pareció una alternativa buenísima para fomentar que las personas mayores se queden en su casa sí o sí. Y por supuesto, el resto de la sociedad también, en la medida de las posibilidades", planteó.

CARTELES.jpg
Los carteles de Pablo y Manuel para ayudar a sus vecinos mayores de 65 años, por el coronavirus.

Los carteles de Pablo y Manuel para ayudar a sus vecinos mayores de 65 años, por el coronavirus.

La iniciativa de Manuel no sólo fue replicada por su amigo Pablo, sino por otros vecinos de su edificio que, al ver su cartelito, pegaron otros con sus números telefónicos para dar una mano.

Sin embargo, este jueves se encontraron que los papeles que habían colgado en el ascensor de su departamento ya no estaban. "Sospechamos que fue la administradora del consorcio que fue a poner carteles con los números de emergencia y los protocolos. Pero bueno, vamos a insistir, ahora voy a armar un cartel más grande", prometió Manuel.

De momento, tanto Pablo y Manuel no tuvieron ningún pedido, pero siguen atentos y dispuestos a ayudar a quien lo precise. "Yo lo subí a Instagram incluso, todo el mundo me decía que soy re solidario y la verdad es que no me implicó ningún esfuerzo", dijo Manuel, entre risas. "Pero bueno, estoy ahí esperando a ver si me llama alguien", añadió.

LEÉ MÁS

Senillosa: le sobraron barbijos y los reparte a adultos mayores

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

100% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario