El clima en Neuquén

icon
Temp
92% Hum

COVID-19: la vacuna evitó 20 millones de muertes

Los datos corresponden a las estadísticas oficiales del año pasado.

El mundo retomó buena parte de la normalidad pre-pandémica gracias al efecto de las vacunas contra el COVID-19 y la inmunidad provocada por las constantes infecciones, en el marco de una circulación descontrolada de la patología. Sin embargo, pocos estudios habían permitido dilucidar el efecto real de las inoculaciones para evitar mayores riesgos al contraer la enfermedad y sus beneficios vinculados con la menor tasa de letalidad, sobre todo entre los mayores de 60 años.

Un ensayo publicado por la prestigiosa revista The Lancet, en la sección Infectious Diseases, le puso números al efecto de la inmunización por medio de las inyecciones: las vacunas evitaron casi 20 millones de muertes desde su introducción al mercado en diciembre de 2021, ante un potencial que alcanzaba las 31.4 millones de posibles víctimas durante los doce meses de plazo que fueron analizados. Los expertos recabaron datos correspondientes a las fuentes oficiales de 18 países y otros territorios. De todas formas, también se utilizaron las valoraciones relacionadas con el exceso de mortalidad, otra estadística que compara el promedio de fallecimientos anuales antes y durante la crisis sanitaria para sacar conclusiones más certeras.

Te puede interesar...

Al mismo tiempo, los profesionales de la salud valoraron el trabajo debido a que se trata del primero en evaluar los decesos evitados directa o indirectamente por la aplicación de las dosis. Además, el estudio no tuvo en cuenta las consecuencias positivas de la irrupción de un nuevo sistema de fármacos que introduce el uso de ARN mensajero en diferentes medicamentos, incluyendo los sueros contra el COVID-19. La reducción de la cantidad de fallecimientos, en base a las cifras indicadas, fue de hasta un 63%, en el marco de una vacuna que tardó poco menos de dos años en ser elaborada y distribuida a las naciones para comenzar a utilizarla. Por ello, las deducciones se efectuaron en contraste con un escenario hipotético en el que no se hubiera administrado ningún componente.

El único país no registrado en el ensayo fue China, ya que los expertos consideran que podría haber retaceado información importante en base a su amplia población y las estrictas medidas restrictivas que fueron tomadas por sus autoridades en regiones clave.

A pesar de los indicadores positivos, los profesionales se lamentan por no haber alcanzado el hito propuesto por la Organización Mundial de la Salud (OMS). En el caso en que el 40% de la población de cada nación hubiese recibido la vacuna antes de finales de 2021, casi 600.000 muertes adicionales podrían haberse evitado, pero aquel objetivo no fue conseguido. "Millones de vidas se hubieran salvado haciendo las vacunas disponibles a toda la gente. Podríamos haber hecho más", aseguró Oliver Watson, el líder del estudio .

Los expertos estiman que se podrían haber salvado 600.000 vidas más si se cumplían los objetivos de la OMS.

A diferencia de lo que se creía en un primer momento, los profesionales de la salud alertaron sobre los efectos de las reinfecciones constantes de COVID-19 con diferentes variantes de preocupación. Un estudio realizado por investigadores pertenecientes a la Escuela de Medicina de la Universidad de Washington, generó repercusión entre sus pares. "Con cada evento se engendra un riesgo, propio del evento y acumulativo, de enfermar, requerir hospitalización y fallecer por cualquier causa. También hay daños de órganos a nivel pulmonar y extrapulmonar", expresó la infectóloga argentina Leda Guzzi, haciéndose eco de la novedosa investigación. De todas formas, los ensayos se efectuaron en personas que tenían más de 60 años y que cuentan con mayores factores de riesgo que la población general. Las consecuencias, por supuesto, son mayores entre los no vacunados.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario