El clima en Neuquén

icon
12° Temp
60% Hum
La Mañana campo

Crianceros indignados: "Llegan, contaminan y se van, en cualquier momento uno va a morir"

Los dueños de los campos exponen que los vecinos de la Comarca Petrolera ingresan a sus campos, ponen en peligro su vida y dañan al ecosistema.

Durante la pandemia, muchos de los vecinos de la Comarca Petrolera buscaron lugares para poder pasar la tarde y salir a hacer actividades físicas en donde haya poca gente para evitar los contagios. Esto generó que varios desembocaran en los campos privados de los crianceros de la zona, causando graves daños ambientales y poniendo en peligro sus propias vidas.

Varios campesinos levantaron la voz, alertaron sobre los peligros que conlleva circular sobre sus terrenos y Mercedes San Martín lo resumió a LMN: “No se dan cuenta, pero alguno se va a matar y acá nadie lo va a encontrar”. Ella es dueña de 2700 mil hectáreas y el campo lo heredó de sus padres, “que trabajaron duro para conseguirlo”. Está a 27 kilómetros de Plaza y todos los días ingresan a su campo “varios autos y son todos desconocidos”.

Te puede interesar...

Estamos ahora levantando la voz para que la gente realmente tome conciencia de lo peligroso que es. Andan por encima de las bardas que son muy altas e inestables en muchos lados. Un día, alguien se va a caer y no la va a contar”, dijo, al aclarar que no hay señal de teléfono y ante cualquier emergencia nadie podrá llegar a socorrerlos.

Además, aseguró que hay cuevas naturales que son propensas a desmoronarse y a dejar sepultado a cualquier que entre. “Nadie sabe cuándo la barda va a ceder y a la gente no le importa. Viene a investigar y pone en peligro su vida”, agregó.

WhatsApp Image 2021-09-01 at 22.14.45.jpeg

Si bien muchos de los que ingresan al campo de Mercedes hacen caminatas largas y en grupo, casi todos ellos “orinan y dejan el papel higiénico donde cae”. “Y muchas veces, no vienen solos. Llegan con galgos y sus perros y lo dejan suelto por acá. Y los hacen depredar o se llevan los huevos del avestruz sin contar las fogatas que armar, destruyendo todo”, dijo.

Es que “rompen el ecosistema” y la dinámica del campo, además de la contaminación que dejan. “Antes te encontrabas con un montón de animales, como el avestruz, o más parte de la fauna autóctona de acá, pero ahora se fueron todos si acá llega constantemente personas, hacen ruido y rompen la armonía”, aseguró.

Contaminación Crianceros

Más allá del daño al medioambiente, las consecuencias de los foráneos le repercute directamente a ella: “Acá criamos chivas y ahora estamos en la época de parición. Nuestros chivas cuando ven a alguien salen corriendo y es factible que dejen a su hijo atrás. Y el chivito no la llega a alcanzar, se pierde y muere: o de frío o porque un zorro lo mata”.

Lo mismo sucede con los perros que son cazadores y pueden llegar a matar a alguna de sus animales. “También nos roban la leña. Vienen, talan y se van para venderla en el pueblo. La verdad, que esto es un desastre”, planteó.

Si bien cree que "el 80 por ciento de las personas que ingresan a su campo vuelve con la basura" que generaron, “no se dan cuenta que modifican todo este ecosistema”. “Ahora nos organizamos con los vecinos y estamos buscando que este pare porque ya es desmedida la cosa”, agregó.

Según aseguró Mercedes, la pandemia generó que cada vez más personas conozcan su zona y se acerquen. Entiende que los vecinos de las ciudades intenten buscar espacios abiertos y sin tanta circulación para pasar la tarde, pero lo que está sucediendo es “una falta de respeto”.

A-portada-Crianceros.jpg

Cualquier día que salís de la casa, te parás en el camino, ves que van pasando autos. Y cuando los veo me intento acercar, explicarle que es terreno privado y el peligro que genera estar ahí. Algunas te entienden, pero no terminaste de explicarla que ya pasaron otros tres autos más”, aseguró.

Dentro de las hectáreas que tienen hay pozos petroleros, de la concesión de YPF y de GeoPark. Comparten la zona y “agrega más peligro” porque son máquinas que manejan mucha presión y “por ahí” se ponen a tocar y nadie sabe que va a pasar. “Además de que varios caños pasan por caminos que estos mismos turistas hacen. Imaginate si lo rompen, ¿qué puede llegar a pasar?", planteó.

Video Plaza Huincul Contaminación

El terreno de Mercedes aún no está completamente cercado. “Tampoco tenemos tranquera. Yo me hago responsable de que es una mala nuestra, pero ya la mandamos a hacer cartelería para generar más conciencia y esperemos que YPF, que también utiliza el predio, nos de una mano como sí lo hace GeoPark, que nos escucha y estamos recibiendo su apoyo para poner barreras físicas y cerrar algunos de los caminos”, aseguró.

Con esta problemática planteada, Mercedes junto con sus vecinos pide y exige respuesta: “Ya no sabemos qué más hacer. Durante meses entran muchos desconocidos y nos hacen mucho mal. Pedimos que alguien nos dé una solución o, al menos, la gente tome conciencia de que no está bien ingresar a terreno privado y hacer lo que hacen”.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

12.546125461255% Me interesa
4.0590405904059% Me gusta
3.690036900369% Me da igual
8.4870848708487% Me aburre
71.217712177122% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario