El clima en Neuquén

icon
33° Temp
24% Hum
La Mañana Perú

Crisis en Perú: represión, muertos y tres presidentes en una semana

Manuel Merino, titular del Ejecutivo por la salida de Vizcarra, renunció este domingo tras las multitudinarias protestas en su contra. Todos los detalles.

En las últimas horas Perú fue tema de todos los diarios del mundo por la crisis política, social y sanitaria que afronta. Con tres presidentes en dos semanas y reclamos con millones de personas en las calles, las fuerzas armadas salieron a las calles y como resultado hubo hasta ahora, al menos, dos muertos, 100 heridos y más de 40 personas desaparecidas.

Faltando cinco meses para las elecciones en el país y la democracia no tiene nada que festejar. Mucho menos desde el pasado martes 10 de noviembre, cuando el Congreso destituyó al presidente Martín Vizcarra y se profundizó la crisis. Esto fue posible gracias a la figura de vacancia que opera en el país. Esa normativa, básicamente, data en la constitución de 1839 y permite que los congresistas voten por la dimisión del presidente por diversos motivos.

Te puede interesar...

Puede ser por enfermedad, como también por “incapacidad moral”. Con un porcentaje del 20 por ciento, los legisladores pueden pedir una moción de vacancia, que necesita de la aprobación del 40 por ciento de la banca para ir a votación y el voto de, al menos, el 66 por ciento de ellos para ejecutarlo. La Cámara peruana tiene 130 congresistas, de los cuales 105 votaron por la salida de Vizcarra. "Salgo del Palacio con la frente en alto", expresó tras la decisión.

Vizcarra.jpg
Martín Vizcarra, ex presidente de Perú.

Martín Vizcarra, ex presidente de Perú.

Si bien nunca se pudo demostrar ante la Justicia, el ex presidente fue acusado por los ministros de corrupción en la licitación de obras públicas en su mandato como gobernador de Moquegua en 2014 y desde los distintos frentes de la democracia peruana aseguraron que “la maniobra fue floja de papeles”.

Cabe destacar que en los últimos tres años, la vacancia fue utilizada cuatro veces por el congreso, dos de ellas hacia Vizcarra, que intentaba modificar el régimen parlamentario e impulsar una ley “anticorrupción”.

Lo cierto es que la fragilidad de la política peruana no data de la semana pasada ya que los últimos seis presidentes del país terminaron destituidos y/o presos -salvo Alan García, que se suicidó horas antes de su detención-.

Distintos sectores de la población peruana creen que esta última vez se trató de un golpe, por lo que tras la vacancia de Vizcarra, que había asumido en marzo de 2018 luego de la renuncia por corrupción de Pedro Pablo Kuczynski, de quien era su vice, los peruanos encontraron en las calles su única forma de protesta.

Crisis Peru Merino

Elegido por el Congreso y uno de los principales impulsores de la dimisión de Vizcarra fue Manuel Merino quien ocupó su lugar. Su respuesta ante la crisis social y política fue la de reprimir a los manifestantes, cavando su propia tumba y profundizando la situación.

En las últimas horas, Perú sufrió la muerte de Jack Pintado de 22 años e Inti Sotelo de 24 años, asesinados por las Fuerzas Armadas de su país, otros 100 resultaron heridos y, al menos 44, desaparecidos. “Lamento profundamente las muertes ocurridas a causa de la represión de este gobierno ilegal e ilegítimo. Mis condolencias a los familiares de estos héroes civiles que, ejerciendo su derecho, salieron en defensa de la democracia y en busca de un país mejor”, escribió Vizcarra en su cuenta de Twitter.

https://twitter.com/MartinVizcarraC/status/1327840009911750657

Es por eso, que a pocas horas de transcurrido el domingo, Merino tuvo que renunciar a su cargo en el que solo duró diez días. Ahora se harán cargo los ministros peruanos hasta que, por la tarde noche, se elija a su sucesor.

Lo cierto es que, en medio de la crisis, Perú tendrá vació su sillón presidencial durante seis horas, hasta que las autoridades competentes elijan al tercer presidente en pocas semanas.

Perú, Crisis..jpg

Mientras tanto, el pueblo de Perú se manifestó en las calles, pidiendo que, tras casi 200 años de democracia, se elimine la figura de vacancia y se termine de una vez por todas la corrupción en el país. Sin embargo, eso hará que el Congreso se vea diezmado, ya que esta maniobra les permite tener un gran poder como bloque.

Bajo los gritos de “Merino no me representa” y “Fuera Corruptos”, millones de manifestantes peruanos escriben una página en la historia del país y esperan que se terminen los legados políticos de la dictadura.

Con cacerolazos que se extienden en todo Perú, mantienen en vela al Congreso, que en las próximas horas deberá elegir un interinato para el país hasta las elecciones dentro de cinco meses. Si bien no hay sospechas de quién podrá ocupar el cargo, lo que esperan los peruanos, es que la presidencia en estos tiempos de crisis sea asumida por alguno de los diecinueve legisladores que no apoyaron la destitución de Vizcarra.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario