El clima en Neuquén

icon
19° Temp
47% Hum
La Mañana Puelo

Cruzada solidaria neuquina para la comarca andina arrasada por el fuego

Un pastor y 11 jóvenes de Mariano Moreno viajaron a Lago Puelo con donaciones, construyeron plateas para viviendas y talaron pinos con riesgo de caída.

La solidaridad no conoce de nombres, credos ni distancias. Nace del corazón y de la misma manera se hace. Es así que la Iglesia de Dios de esta localidad por cinco días permaneció en Lago Puelo para asistir a un grupo de familias que perdieron todo en los últimos incendios desatados en la comarca andina.

“Nuestra misión solidaria nació a partir de un deseo que se le vino al corazón a mi hija Yuliana y a su amiga Juanita Cuminao. Al día siguiente de los incendios vino gente a mi casa con ropa. Si bien no era lo que tanto la gente necesitaba en aquel lugar pero fue el impulso necesario para proponernos como propósito llegar a Lago Puelo”, señaló el Pastor Nelson Burgoa. El líder del templo evangélico marianese relató también que lo primero que activaron fue tratar de conseguir y articular los medios de transporte para llegar a los lugares siniestrados. “Gracias a Dios el transporte fue algo que nos sorprendió gratamente porque un vecino de Zapala, puso a disposición sus medios de movilidad y pudo conseguir otros prestados que finalmente nos permitieron llegar con nuestras donaciones a destino”, dijo.

Te puede interesar...

Cuando una cruzada solidaria se pone en marcha, para lograr los objetivos, siempre se mezclan un montón de factores que alientan y otros tantos que no. “Muchas personas nos decían que estábamos locos, que íbamos a hacer sino teníamos nada y sobre todo que el lugar quedaba muy lejos y que había que juntar mucho dinero para pagar el transporte. Pero para Dios nada es imposible y la buena voluntad y el corazón bondadoso del señor Julio Betancur de Zapala nos permitió llegar con todas nuestras provisiones a Lago Puelo”, contó Burgoa.

Cruzada solidaria neuquina para la comarca andina arrasada por el fuego

Generalmente, en las cruzadas solidarias los que hacen donaciones siempre son los que menos tienen. Tal vez porque saben en carne propia lo que es no tener nada. Así lo cuenta el Pastor. “Confiando plenamente en Dios hicimos pública nuestras intenciones y por fortuna recibimos tremendas colaboraciones desde Zapala, Cutral Co y Neuquén. Obviamente desde nuestra propia comunidad también”, sostuvo. Agregó que colaboró también gente “muy humilde con cosas flamantes que me llegaron muy al corazón”.

El pastor Burgoa luego de recorrer los más de 500 km que separan a esta localidad con Lago Puelo llegaron y se hospedaron en un lugar que se llama Eco Aldea, que se ubica 10 km del lago y a escasos cinco de la localidad de El Hoyo. Allí se pusieron en contacto con el pastor Horacio Jones, de la Iglesia Comunidad Cristiana, y diagramaron las actividades a realizar con las donaciones que llevaban y otras que ya había en el lugar. “Una de las principales inquietudes que llevábamos era poder colaborar en el tema de que las familias vuelvan a contar con un hogar. Con el personal especializado en construcción que me acompañó pudimos hacer en 5 días de trabajo tres plateas, no sin antes derribar unos 15 pinos (el más alto de 40 metros) que corrían riesgo de desplomarse porque tenían todas las raíces quemadas”, explicó.

Esos pinos los llevaron a un aserradero para hacer maderas que servirían en los trabajos de reconstrucción. “Las plateas quedaron hechas y gente de Neuquén y Buenos Aires tomaría la posta para seguir levantando las paredes y los techos. Nuestra idea es regresar para pintar y hacer los detalles finales de esas casas”, precisó.

Cruzada solidaria neuquina para la comarca andina arrasada por el fuego

-> Olvidados

“Son personas que están tristemente olvidadas y duele. Es muy difícil darle una lectura correcta o transmitir lo que uno ve o vive en ese lugar. Es muy doloroso y fuerte ver todo quemado, todo destruido. Es un paisaje desolador que golpea duro el corazón”, contó Burgoa.

A modo de ejemplo, relató un momento emocionante que vivieron: “Cuando estábamos haciendo la platea de la casa de la pareja compuesta por Cristian y Shura pude ver que estaban llorando y al acercarme me dicen que ellos no podían creer la ayuda que estaban recibiendo y que para ellos nosotros éramos unos ángeles enviados por Dios. Son cosas que nos llegaron al alma”, contó. Por último, Burgoa remarcó sus ganas de volver al lugar para seguir colaborando con su grupo, entre los cuales había peluqueros, que también prestaron sus servicios gratuitos para todos.

Los jóvenes que acompañaron al Pastor Burgoa fueron Milton, Leandro, Esteban, Andrés, Salomón, Cristian P., Moisés, Cristian A., Joana, Yuliana y Daiana.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

15.625% Me interesa
81.25% Me gusta
0% Me da igual
3.125% Me aburre
0% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario