Cuando el estrés se resiste a irse de vacaciones

Hay personas a las que "desenchufarse" les genera más ansiedad.

Buenos Aires
Es muy común encontrarnos con gente que regresa de sus vacaciones con peor cara que cuando se fueron.

Es que para muchos, desconectarse de las obligaciones parece algo imposible, llegando a padecer, incluso durante su período de descanso, trastornos de ansiedad.

Según la licenciada en Psicología Gabriela Martínez Castro, cada vez son más las personas que se estresan más en el receso vacacional "que en la abrumadora rutina laboral del año".

Extrañamente, esto se produce cuando estas personas son sometidas a factores que les producen mayor ansiedad o estrés, como puede ser el ocio.

La directora del Centro de Estudios Especializados en Trastornos de Ansiedad (CEETA) explica que "el estrés que padece este tipo de pacientes se da por no poder descargar la tensión, como normalmente lo hacen en la actividad laboral".

Esto hace que en vez de desconectarse, sufran una serie de síntomas, tanto psíquicos como biológicos, como pueden ser irritabilidad, sobresalto, inquietud, insatisfacción, dificultades en el tracto digestivo, contracturas musculares y hasta crisis de pánico.

¿Pero esto puede sucederle a cualquiera? En general se da en personas hiperexigentes o adictos al trabajo, para quienes les es más sencillo cumplir de forma permanente con obligaciones que dejar de hacerlo.

¿Qué recomienda? Aunque resulte muy difícil, es importante ponerse límites a uno mismo y a los demás; por ejemplo, no responder a demandas laborales durante las vacaciones es un buen comienzo.

Buscar actividades placenteras, aunque se trate de actividades que requieren del intelecto, puede funcionar como vía de descarga, lo mismo que delegar responsabilidades.

Mantener una dieta balanceada, así como no imponerse cambios radicales, también puede ayudar a disminuir los niveles de ansiedad.


Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído