Cuatro hermanos mataron a golpes a un pibe que les robó la TV

Están detenidos y con prisión preventiva. Según detalló la fiscal, la víctima, de 17 años, fue golpeada con diversos objetos.

Cuatro hermanos de Comodoro Rivadavia, sospechados de haber golpeado y torturado a Alan Nahuelmilla (17), que murió por la brutal paliza, permanecerán con prisión preventiva los próximos cuatro meses. Según la información publicada por el diario La Nación, los ahora detenidos secuestraron al adolescente, y otro joven, identificado como J.G., quien está hospitalizado; para reclamarles la “devolución de un televisor”, que supuestamente habían robado de la vivienda de uno de los imputados.

La fiscal de causas complejas, Camila Banfi, detalló que los sospechosos, identificados como Marcelo (35), Ángel (33), Sebastián (26) y Kevin Ibáñez (19), interceptaron a sus víctimas, las maniataron y llevaron hasta el patio de la casa de Marcelo Ibañez, el sábado por la noche, para luego torturarlos.

“Les dieron golpes, patadas en diversas partes del cuerpo, golpes en la cabeza con una pala, provocándoles cortes, los desnudaron y les tiraron agua fría con bidones de 20 litros, a J.G le cortaron la oreja en reiteradas oportunidades con un alicate. Les pusieron sogas al cuello para ahorcarlos, tiraban tiros al aire, y a su vez los amenazan con matarlos si no decían dónde estaba el televisor", agregó Banfi.

Marcelo Ibáñez llamaba telefónicamente pidiendo más municiones con el fin de poder darle muerte a los jóvenes, mientras filmaron toda la agresión, "todo eso en un lapso de 4 horas", describió la fiscal.

"Luego de ese tiempo, siendo cerca de las 3 de la madrugada del 15 de abril, los imputados se retiraron del lugar junto a Alan, a quien por los restos hemáticos hallados en el lugar, lo trasladaron hasta los predios ubicados en Los Duraznos y Miroglio donde viven Sebastián, Kevin y Ángel para luego arrastrarlo en un vehículo por tres cuadras hasta el domicilio de sus tíos y allí lo abandonaron".

Al regresar al lugar, los imputados, que aún mantenían cautivo a J.G, continuaron con los golpes, hasta que aproximadamente a las 8 de la mañana lo entregaron, previo a intimidarlo para que no denuncie, realizando disparos al aire. Así J.G escapó hasta su domicilio, donde fue trasladado al Hospital regional para curar sus heridas.

Por su parte, los familiares de Alan lo encontraron en la calle y lo trasladaron al Hospital, donde ingresó con riesgo vital. Falleció a las 17.30 por traumatismo grave de cráneo y hemorragia cerebral a causa de los golpes recibidos.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario



Lo Más Leído