Cuatro hermanos presos por matar a un adolescente

La víctima de 17 años fue torturada y golpeada antes de ser asesinada por los Ibáñez, que lo acusaban, erróneamente, de haberles robado un televisor.

Chubut. Alan Nahuelmilla, el chico de 17 años asesinado por cuatro hermanos, fue torturado durante más de tres horas en una casa del barrio Máximo Abásolo de Comodoro Rivadavia. En ese lapso fue sometido a una feroz paliza, con patadas en los pulmones y hasta con cortes en las orejas con un alicate. Así lo informó oficialmente la fiscalía. Y otro dato: lo culpaban del presunto robo de un televisor, pero desde la Justicia informaron que no hubo ninguna denuncia y que “los agresores se puede haber confundido”. Junto a Alan, otro joven también fue golpeado pero se recupera.

Los cuatro hermanos que están sospechados por el crimen del menor son Marcelo, Ángel, Sebastián y Kevin Ibáñez, quienes deberán comparecer ante el juez Alejandro Solís. Se los investiga por “privación ilegítima de la libertad seguida de torturas y muerte”, un delito que prevé penas de prisión perpetua. La fiscal de causas complejas, Camila Banfi, informó que los sospechosos “utilizaron armas de fuego para golpearlos con las cachas de las armas, los desnudaron, los mojaron, hubo una serie de torturas”.

Las víctimas fueron un joven de 19 años (se preserva su identidad) y Alan Nahuelmilla (17), quien falleció la tarde del domingo en el Hospital Regional, donde permanecía desde la madrugada de ese día cuando apareció moribundo en la casa de un tío, en el barrio Máximo Abásolo. Ante a la consulta de qué reclamaban los hermanos Ibáñez, la fiscal respondió: “La entrega de un televisor”.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído