El clima en Neuquén

icon
10° Temp
53% Hum

Cuida, retrata y difunde las maravillas del norte neuquino

Martín Muñoz vive en Varvarco, es guardafauna y fotógrafo. Con su cámara se metió en el corazón de los crianceros y la trashumancia.

Desde muy chico su mirada quedó deslumbrada por la belleza sobrenatural de esa inmensidad del paisaje de un pequeño pueblo del norte neuquino que descansa sobre el valle del río Varvarco. Los Bolillos, a 17 kilómetros de Varvarco, se destaca por ese conjunto de formaciones rocosas con singulares formas erosionadas por el accionar de viento. Allí se crió junto a sus padres crianceros y sus siete hermanos, Martín Muñoz quien conjuga su labor como guardafauna con su pasión por la fotografía. En 2001 fue nombrado guardafauna municipal en Varvarco y tres años después pasó a nivel provincial en la Regional Norte con asiento en Chos Malal.

Cuando veía a los turistas llegar a la zona donde vivía, a Martín lo que más le llamaba la atención eran las cámaras de fotos con las que retrataban esos paisajes que para el pequeño conformaba su entorno cotidiano. Por eso, cuando con sus compañeros de la escuela primaria viajaron a Neuquén capital en un viaje de estudios, aprovechó para comprarse su primera cámara de fotos mientras los demás compraban juguetes o cualquier otro objeto para jugar.

Te puede interesar...

“En ese viaje me compré una pequeña cámara de fotos que funcionaba con rollos. Cuando llegué a mi casa fue una cosa de locos. Como vivíamos en el campo no había un lugar para revelarlas, tenía que bajar a Chos Malal donde había un comercio que lo hacía. Todavía conservo algunas de las fotos que saqué con esa cámara”, cuenta Martín.

280931767_435524404965536_8701254197544837526_n.jpg

Aquella aventurera compra en la capital neuquina fue el comienzo de una pasión que mantiene hasta hoy. “Arranqué con los paisajes, después empecé a tomar imágenes de aves”, agrega y menciona a Daniel Rojas, un maestro de la escuela que era un aficionado a la fotografía quien lo incentivó a retratar todo lo que estuviera delante de sus ojos.

Además no se perdía ninguno de los documentales de National Geographic sobre exploración de la naturaleza. Unos años después tuvo la oportunidad de conocer a Chino Albertoni, uno de los fotógrafos de National Geographic, con quien tomó cursos.

“También aprendí muchísimo de Anibal Parera, un fotógrafo que estaba haciendo un libro para la Fundación Vida Silvestre”, señala. Y agrega “todo eso fue como un puntapié porque yo salía de mi casa a trabajar y me encontraba con los paisajes, con los arreos, con los cóndores, los pumas y zorros, a partir de todo ese universo arranqué con las fotos”.

Su ingreso como guardafauna, cuando cursaba el cuarto año de la escuela secundaria, lo vio no sólo como una posibilidad de contar con un trabajo que le diera un ingreso a la familia “que no contaba con muchos recursos económicos” sino también para extender y profundizar su contacto con la naturaleza, el cuidado de la flora y la fauna del lugar.

273203880_679248373069229_5335430323351518918_n.jpg

“La regional norte de Chos Malal está compuesta por veinte guardafaunas que controlamos la temporada de caza menor en el invierno y la de pesca en verano, además de cuidar la flora y la fauna, trabajamos en las lagunas, en los ríos y en áreas naturales protegidas como Domuyo y Epulauquen, y brindamos toda la información al turista”, cuenta. Se siente un privilegiado porque su trabajo le permite transitar y descubrir lugares soñados, conocer especies. Por eso lleva siempre su cámara para retratar esos sitios de belleza sobrenatural “con la intención de compartirlas en las redes, en los medios de comunicación y dar a conocer las maravillas que tiene el norte neuquino”.

Sus fotos trascienden las fronteras. Confiesa que su objetivo es mostrar las bellezas del norte neuquino porque “contamos con paisajes únicos”, y empieza a enumerar: “tenemos el volcán Domuyo, el más alto de la Patagonia; arroyos de agua caliente, las cascadas más lindas, el turismo religioso, el parque de arte rupestre más grande en Colomichico, el único geiser activo de la Argentina y los arreos”. Y no se olvida del Cañadón del Covunco, ubicado a 30 kilómetros de Varvarco de 5 kilómetros de extensión, 20 metros de ancho y con paredones de 200 metros de altura, lugar donde nidifican los cóndores.

Pero cuando Martín menciona a los arrieros trashumantes, en su voz se puede percibir una conjugación de emoción, respeto y orgullo.

286780707_599271097950618_1847807875904073172_n.jpg

“Los crianceros son los que le dan identidad al norte neuquino, mantienen viva la cultura de esta zona, admiro su trabajo, su dedicación, su humildad porque no es fácil su trabajo, es muy sacrificado para ellos cuando les toca una lluvia o una nevada en medio del campo y pierden sus animales, o pierden la vida para resguardarlos, como ha ocurrido”, expresa.

“Los crianceros son los que trabajan en silencio y en silencio se van”, dice Martín al recordar a Tomás “Chuma” Sura, el criancero de 59 años que fue hallado muerto en abril tras extraviarse mientras arriaba a sus chivas durante un temporal de nieve y viento blanco. Así lo despidió: “Crianceros como fue él hay en todo mi norte neuquino, ellos que trabajan en silencio sin horarios sin importar si es lunes o domingo están todos los días en el trabajo, es su único sustento de vida y nadie les reconoce nada se nos van en silencio como se fue Don Sura allí en la pampa ferraina casi a 3 mil metros de altura un lugar donde los vientos fríos del Pacífico que vienen de Chile caen justo en ese hueco entre Domuyo y donde termina la Cordillera del Viento. Allí las condiciones climáticas son feroces, él estuvo a pasitos de cruzar y dejar atrás ese infierno de 8 kilómetros de pampa donde no hay nada de pasturas, refugios y menos señal de celular. Dejó su vida por salvar su trabajo. Cerquita de allí donde están las cruces de don Aravena y de otros crianceros más pasaron por este mismo infierno, quedará una cruz más, que sea la ultima”.

275781094_560231888334872_2065081347432277711_n.jpg

Durante la ola polar que se registró unos días atrás en la provincia, la cámara de Martín retrató el poder y la maravilla de la naturaleza. Como lo hizo en 2017, también este año la imagen tomada de la cascada La Fragua,de 40 metros en Manzano Amargo, completamente congelada llegó a los noticieros y diarios de todo el país que se hicieron eco de este fenómeno único del norte neuquino.

Quienes lo siguen en sus redes sociales agradecen sus fotos porque dan visibilidad y humaniza esos lugares recónditos del norte neuquino.

274062705_3064402227181620_161784537227529527_n.jpg

Cuando Martín llevó la trashumancia al Congreso

En 2019, esa forma de pastoreo ancestral que llevan adelante los crianceros del norte neuquino que viene retratando Martín Muñoz desde hace varios años, fue motivo de una exposición fotográfica que se realizó en las instalaciones del Salón Blanco del Congreso de la Nación en la ciudad de Buenos Aires.

Organizado conjuntamente por la diputada nacional Alma Sapag y la Casa de Neuquén en Buenos Aires, Martín exhibió sus fotografías en ese emblemático edificio, una experiencia que consideró “uno de los puntos más altos de mi vida como fotógrafo”.

Junto a la muestra fotográfica se presentó el documental “Territorios extraordinarios” del cineasta Diego Lumerman en el que retrató el corazón del norte neuquino a través de historias de antiguos pobladores, crianceros y buscadores de oro y la actuación de Las Cantoras del Norte, manifestación icónica de la cultura de la provincia.

Afirma que “me metÍ en el corazón de ellos para hacer fotografías y así retratar su tarea silenciosa, humilde, sacrificada, sin tener refugios en medio del campo, enfrentar temporales” y así dar cuenta de los arreos con sus animales en la invernada enfrentando las inclemencias del tiempo y en la veranada llevándolos en busca de los pastos más verdes.

“Retrato esa dedicación de lucha que tienen estos hombres y mujeres, familias enteras”, dice Martín quien asegura que Los Bolillos es su lugar en el mundo, “me transmite mucha energía”.

Encontralo en instagram como: @martin_sm_varvarco_

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario