Cuidado con lo que publicás, el mal humor es contagioso

La sincronía emocional se potencia en redes sociales como Facebook.

YALE, EE.UU.
Tenemos un día como cualquiera sin demasiados sobresaltos. Sin embargo en la cola del banco o mientras esperamos el colectivo nos topamos con una persona que comienza a hablarnos y no para de quejarse: automáticamente nuestro día se vuelve gris, al menos por unos minutos.
Es que el mal humor es contagioso, aunque no es el único.

Lo que las personas sienten y dicen en un lugar puede extenderse a muchas partes del mundo ese mismo día". Según psicólogos de Yale

Según distintos estudios, los sentimientos se pueden transferir de una persona a otra.
Esto se produce por un proceso inconsciente que incluso conlleva la mímesis de las señales no verbales. Es decir, si vemos a alguien enojado o triste automáticamente tenderemos a imitar esa expresión y nuestro ceño se fruncirá.

1500 millones de personas en todo el mundo interactúan en esta red social.

Sumado a esto, un trabajo dirigido por el sociólogo de la Facultad de Medicina de Hardvard, Nicholas Christakis, la transmisión es incluso más potente entre personas del mismo sexo, o si se trata de alguien más cercano a nosotros.

Mímesis De manera inconsciente, solemos imitar los gestos y expresiones de los demás.

Pero ese traspaso no sólo sucede en el cara a cara. Según un estudio más reciente realizado por investigadores de las universidades de California y Yale y la compañía Facebook, los estados de ánimo pueden expandirse de forma viral en las redes sociales.

Para llegar a esta conclusión los investigadores tomaron las publicaciones (entre 2009 y 2012) de millones de usuarios de la red de Mark Zuckerberg sobre los días de lluvia y vieron que por cada persona que ponía un post negativo o triste, otros tres sentían el impacto, incluso a pesar de la distancia.

"Lo que las personas sienten y dicen en un lugar puede extenderse a muchas partes del mundo ese mismo día", expresan sus autores en el artículo publicado en la revista científica en línea Plos One.
Los datos sugieren que "las redes sociales pueden aumentar la intensidad de la sincronía emocional global".

Lo positivo de este trabajo fue que se descubrió que las publicaciones felices tenían una impacto aún mayor en los demás.

Mientras que por cada post negativo se generaban como reacción, un promedio de 1,29 mensajes similares, por cada declaración optimista, el resultaron eran 1, 75 mensajes reactivos.

"Esto muestra que las propias emociones pueden ondular por ahí y generar sincronía", advierten los autores y resaltan: "Las nuevas tecnologías en internet pueden aumentar esta sincronía al darles a las personas más vías para expresarse hacia una gama más amplia de contactos", dijeron.

Aunque el estudio se realizó en función de las emociones reactivas que generaba un día de lluvia, los especialistas advierten sobre la vulnerabilidad social que esto genera.

"Como resultado, podemos ver mayores alzas de emoción global y esto podrían generar un aumento de la volatilidad en todo, desde los sistemas políticos a los mercados financieros", alertaron.

Más allá de eso, quejarse o estar de mal humor no siempre es malo.

Un psicólogo de la Universidad de Nueva Gales del Sur, Joe Forgas, descubrió que el ser quejosos nos hace pensar con más claridad. En contraste con quienes parecen siempre estar felices, las que tiene un temperamento mayor son mejores a la hora de tomar decisiones.

Una persona irritable puede lidiar con situaciones más demandantes que un individuo feliz por la forma en la que el cerebro "promueve estrategias de procesamiento de información", aseguró a la revista Science.

Reactions
La paradoja de los emojis sin uso

Si bien la red social ha tratado de ir mejorando sus herramientas, parece ser que Facebook no ha conseguido traducir los sentimientos de los usuarios de manera efectiva. Es que a pesar de haber creado una serie emojis disponibles para expresar algo más que un simple "me gusta", apenas el 2,4% utiliza las opciones que indican tristeza, diversión o enojo. El resto sigue usando el pulgar arriba.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído