Dallas: marcha y masacre

Conmoción por el asesinato de cinco policías en Estados Unidos.

Dallas
Era un escenario posible, pero a pesar de ello nadie lo vio venir: lo ocurrido en la noche del jueves en Dallas es el acto de violencia más grave contra la policía de Estados Unidos desde los atentados del 11 de septiembre de 2001.

Racial En la semana se registraron dos casos de abuso policial. Saldo: dos negros muertos.

Unos francotiradores se apostaron desde sitios elevados en la ruta de una manifestación contra la violencia policial y les dispararon adrede a los agentes, causando cinco muertes y al menos nueve heridos. En este tipo de marchas suele haber episodios de violencia puntual, pero esta vez la situación fue distinta. Los medios locales describen a los atacantes como profesionales, con entrenamiento táctico.

Palabra oficial “Nuestra profesión está sufriendo. Los oficiales de Dallas están sufriendo. Estamos con el corazón roto. No hay palabras para describir la atrocidad que ha sucedido en nuestra ciudad. Lo único que sé es que esto debe parar”. David Brown Jefe de la Policía de Dallas

“Los atacantes se posicionaron en un triángulo estratégico del recorrido de la manifestación y dispararon a algunos agentes por la espalda”, señaló el jefe de Policía de Dallas, David O. Brown. Unas mil personas estaban marchando por las calles de la capital del Texas para protestar por la muerte de dos hombres negros asesinados por la policía en un lapso de sólo 48 horas en diferentes hechos: en ambos casos se habla de uso desmedido de la violencia por parte de las autoridades. Los participantes y la Policía coincidieron en que era una manifestación pacífica, pero cuando faltaba poco para que terminara comenzó el ataque.

Los responsables tenían rifles de recarga rápida y los testigos relataron que los disparos llegaron desde una distancia muy corta. “Le pegaron un tiro a uno después del otro”, gritaba un hombre. No está claro si hay una relación entre los atacantes y el movimiento de protesta. Pero como la iniciativa ciudadana Black Lives Matter (La vida de los negros importa) no siempre hizo un rechazo tajante de la violencia, horas después de los asesinatos comenzó un peligroso debate: ¿tiene la culpa el movimiento de los afroamericanos?

A las 21 hora local comenzaron a sonar los tiros y, finalmente, tres sospechosos fueron detenidos. Había un cuarto tirado con el que la Policía se enfrentó 45 minutos antes de que lo matara con un robot con explosivos, luego de que amenazara con poner una bomba. Durante la madrugada, frente al Hospital de Dallas, muchos policías lloraban a sus compañeros muertos y hacían una fila a modo de homenaje.

Obama: “No hay justificación para estos ataques”

El presidente de EE.UU. mostró su enojo por estos hechos, a los que calificó de “repugnantes”. Desde Polonia, donde participará de la cumbre de la OTAN, dijo que fueron “calculados”.

Varsovia
El ataque contra policías ocurrido en Dallas es “despiadado, calculado y despreciable”, afirmó ayer el presidente estadounidense, Barack Obama, durante una rueda de prensa que ofreció en Varsovia, Polonia. “No hay duda de que conoceremos sus perversas motivaciones”, dijo el presidente en referencia a los atacantes. “Pero permítanme ser claro, no hay justificación para esos ataques sin sentido. Se hará justicia”, advirtió.

Según el mandatario, que se mostró consternado por los hechos que ocurrieron en su país, se trató de un ataque contra los policías y que le provoca “repugnancia”. Obama, quien se encuentra en la capital polaca para participar en una cumbre de la OTAN, dio su total apoyo a las autoridades de la ciudad de Texas. “Estamos al lado de la gente y de la policía de Dallas”, aseguró. Además pidió a toda la población rezar por los heridos, entre ellos seis policías y al menos otros tres civiles, señalando que algunos de ellos están graves.

El tiroteo, en el que murieron cinco agentes, se produjo durante una manifestación en protesta por la muerte de dos afroamericanos a manos de policías. Durante la rueda de prensa Obama indicó que la posibilidad de tener “armas potentes” aumenta el riesgo de que ocurran hechos como éstos y con un elevado número de muertes, apuntando a la necesidad de un mayor debate sobre el control de armas. “En los próximos días también tendremos que enfrentarnos con esa realidad”, señaló.

A un francotirador lo explotaron con un robot bomba dallas

La Policía de Dallas confirmó que mató a uno de los autores del tiroteo con un robot que portaba explosivos, luego de que las negociaciones con el atacante se rompieran.

El jefe policial de Dallas, David Brown, aseguró que no vieron “otra opción”, dado que el francotirador se atrincheró durante más de una hora armado en un estacionamiento y amenazaba con que seguiría matando gente blanca, especialmente policías blancos.

“Estábamos acorralados por uno de los sospechosos y tratamos de negociar, pero nuestras negociaciones se rompieron. Hubo un intercambio de disparos y no otra opción que utilizar el robot bomba”, explicó el Alcalde Mike Rawlings.

El tirador aseguró que había colocado bombas no sólo en el estacionamiento en el que se estaba sino también por todo el centro de la ciudad, lo que provocó la posterior búsqueda de los supuestos explosivos. Estos no fueron encontrados por los expertos, luego de acordonar un amplio sector del centro de Dallas, quedando definitivamente descartada la presencia de explosivos en la zona.

“Nos dijo que no estaba afiliado a ningún grupo y que estaba enfadado por las recientes muertes cometidas por policías”, explicó el jefe Brown. El tirador muerto por el robot bomba fue identificado como Micah X. Johnson, de 25 años y sin antecedentes.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído