El clima en Neuquén

icon
18° Temp
88% Hum
La Mañana Mina

Del inicio de la producción hasta la explosión y muerte de 15 mineros

En la década del 20 comenzó un campamento minero a trabajar la zona. En 1947, en pleno auge de la producción, un estallido paralizó la extracción.

Si bien el pueblo de mina La Escondida, o más conocida como Auca Mahuida, dejó de tener habitantes en 1999, el nacimiento se remonta hace más de 100 años. En febrero de 1920 se cree que se estableció el primer campamento minero, que dio comienzo a las primeras excavaciones.

La primera perfección llegó el 24 de septiembre de ese año y fue necesaria debido a la dureza de las rocas, la lentitud de los trabajos y la escasez de agua. Para 1922 el personal que se estableció en el pueblo era mayormente de origen inglés. El administrador era John Loxmoore.

Te puede interesar...

Los primeros obreros que llegaron a la zona contratados por la empresa, se alojaron en carpas, la mayoría, compuestas por bolsas de azúcar y cualquier material que sirviera.

SFP_Viaje-a-Mina-La-Escondida-Auca-Mahuida-(41).jpg

Según recopiló y detalló Pablo Sure en su libro “Auca Mahuida Volcán de recuerdos”, el informe elaborado en esos años pedía: “El personal general debe ser aumentado, y además, hay que proveer a dar mayores comodidades tanto a los sondeadores como a los operarios pues es absurdo pretender que hombres técnicos y preparados se resignan a vivir por un largo tiempo en zonas de fierros acanalados y en la más completa ausencia”.

Los primeros obreros en llegar fueron chilenos y algunos indígenas que se refugiaban donde podían. Es que durante las noches el frío era intenso, característico del clima desierto.

SFP_Viaje-a-Mina-La-Escondida-Auca-Mahuida-(173).jpg
Así está uno de los ingresos a la mina.

Así está uno de los ingresos a la mina.

Una de las primeras familias en llegar es la Huinchacura, a quien LMN los entrevistó, y expusieron las condiciones que tuvieron, tras vivir los primeros años en una carpa, luego en una casa de material, pero cuando el padre de familia murió trabajando en la mina, los invitaron a irse del pueblo.

Más allá del problema de transporte para llegar hasta ese lugar para dar alimentos a los trabajadores, el agua fue lo que puso en jaque la continuidad de la mina. Las características de la región obligaron a que deban hacer varios kilómetros hasta algunas vertientes en Aguada Escondida y Aguada el Carrizo.

SFP_Viaje-a-Mina-La-Escondida-Auca-Mahuida-(175).jpg

Mientras se llevaron a cabo las exploraciones de la mina, se encontró sobre La Escondida marcas de que podría haber agua. El 5 de octubre de 1922 se confirmó de que era potable a casi 40 metros de profundidad. Ese fue el inicio de un pueblo que tendría más de 900 mineros trabajando en tres turnos.

La explosión

La demanda de la asfaltita, el mineral que se sacó de la mina, aumentó y durante la década del 40 fue su auge hasta que el 22 de agosto de 1947 cuando una explosión dejó bajo tierra al menos 15 mineros y paralizó la producción. Ese día, fue el principio del fin.

Esta mina tenía 10 piques de 80 metros de profundidad y dos pasarelas: una a los 35 metros y la segunda al final del pozo. Sobre ellas había ventilaciones, que eran hoyos donde por un lado ingresaba el aire puro y por el otro salía el humo y los gases tóxicos.

Minas La escondida Auca Mahuida.jpg

Se cree que la explosión se llevó a cabo por la combustión del gas metano, aunque se barajaron otras explicaciones. Desde un chispazo con alguna herramienta; un cortocircuito eléctrico de las instalaciones de locales en la galería; hasta que uno de los mineros se prendió un cigarro. Cada uno de los protagonistas explicaron la teoría que ellos más creían

Una de las cartas, recuperadas en el libro de Sura, que fue enviada por James David Blair, entonces gerente de la compañía, al presidente, Armando Braun Menéndez en Buenos Aires donde cuenta lo siguiente:

“Lo que tengo que contar es muy triste y muy horrible, pero con coraje uno puede aguantar y mirar el futuro. El día viernes a las 3 de la tarde hubo una explosión que sacudió la mina y que fue seguida por una llamarada que salió por los pozos «o», «2»4″ y V/ haciendo volar los marcos al aire con gran estrépito. Un obrero que actuaba de guía con el guinche del pozo 4 fue lanzado lejos y por suerte se salvó, aunque se golpeó la cabeza. Abajo estaban trabajando 25 obreros y no se salvó ninguno, pues han muerto inmediatamente con la explosión. Había dos terminando la profundización del pozo 6, nueve picando carbón en una cuadrilla por el pozo 6 y cuatro enmaderando. Los del pozo no habían bajado a trabajar, pues el guinche se había descompuesto el día antes, y ya tenían mucho carbón picado que se la podía hacer subir, así que los de la cuadrilla no fueron a trabajar, salvándose los seis”.

Nacimiento a la explosión mineros mina auca mahuida La Escondida (1).jpg

"(…) Las causas del siniestro no lo sabremos nunca, pero creo que una de las causas ha sido la siguiente; el día anterior el avance del pozo 4 había llegado a 2 metros del pozo 6 que ya había llegado al 2 nivel. Iglesias había medido y tocando las paredes ya se había sentido los golpes del otro lado. El viernes en la mañana han seguido picando con rapidez para juntarse con el pozo 6 y así dejar conectada la mina en la forma que habíamos planeado y deseado durante todos los últimos meses. Creo que a esa hora del viernes ya se deben de haber juntado, y ha venido un golpe de aire fuerte al abrirse el boquete. Al encontrarse el aire frío de un lado con aire más caliente del otro lado, ha venido la explosión que ha causado una combustión espontánea del polvillo de la Rafaelita, que inmediatamente explotó. La explosión ha corrido todo a lo largo de la galería y ha salido por los diversos pozos con una fuerza horrible”.

SFP_Viaje-a-Mina-La-Escondida-Auca-Mahuida-(149).jpg

Si bien la reapertura de la mina se llevó a cabo en 1953, nada fue igual. Muchos de los 900 mineros que llegaron a trabajar, partieron a Rincón de los Sauces y a otras localidades.

Uno de los últimos latidos del pueblo fue la escuela 120, que en 1992 cerró sus puertas, y siete años después se fue el último poblador. Si bien actualmente tiene algunas estructuras de las casas de pie, hace cinco años un portón impide el ingreso legal y la memoria de los mineros está como su pueblo: abandonado.

Las familias están reclamando ir a visitar a quienes murieron en el lugar, en un pequeño cementerio, pero aún no hay respuesta. Al parecer, la vida del minero es sufrida hasta después de su muerte.

SFP_Viaje-a-Mina-La-Escondida-Auca-Mahuida-(198).jpg

* Datos e imágenes de la época fueron extraídos del libro Auca Mahuida volcán de recuerdos (2014) de Pablo Sura.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

86.206896551724% Me interesa
8.6206896551724% Me gusta
3.448275862069% Me da igual
1.7241379310345% Me aburre
0% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario