Denuncian que el servicio de Salud Mental parece una comisaría

Desde el Castro Rendón señalaron que se afectó la internación de mujeres por la presencia de dos imputados por homicidio.

Profesionales del servicio de Salud Mental del hospital Castro Rendón coincidieron en que los afecta y “arrasa” como equipo la llegada y permanencia, por seis meses, de dos imputados por homicidio de acuerdo a órdenes judiciales.

“Es muy preocupante, están sucediendo situaciones dentro de la sala que nos están convirtiendo casi en una comisaria. Hay custodia policial por disposiciones de dos juezas penales”, señaló la licenciada Miriam Rivas, parte del equipo de Salud Mental.

Te puede interesar...

Se trata de dos imputados, uno por el crimen de una mujer en Rincón de los Sauces y otro por el hombre en su departamento de un edificio del Alto de la ciudad.

Rivas dijo que en 19 años que lleva como profesional, nunca se vivió una situación “tan grave y preocupante” no sólo para los demás pacientes sino para ellos mismos como profesionales de la Salud.

“La justicia penal nos dice que tienen que permanecer aquí, ponen fecha, una de estas personas estaría hasta el 11 de abril del 2019, y la otra hasta mayo. Está tomando decisiones que nos arrasan como equipo, como dispositivo de salud mental”, señaló Rivas.

Aseguró que “es una la alteración de un servicio”, que es de puertas abiertas donde en internación se intenta que los tratamientos sean lo más breve posible.

“Hay un recambio de policías, hay una tensión, porque por su función están armados”, dijo y agregó que, por la permanencia de estas personas, están inhabilitadas cuatro camas de mujeres.

“Estas personas no reciben tratamiento adecuado. No somos nosotros los que debemos hacerlo. Afectan derechos de las demás pacientes y de las personas que trabajamos allí. Es una situación grave”, aseguró Rivas.

LEÉ MÁS:

El acusado del crimen del ingeniero estaría un mes en Salud Mental

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído