¿Denunciar es perder tiempo?

En apenas minutos, delincuentes se alzan con tus pertenencias. Recuperarlas puede llegar a tardar toda una vida y denunciar el robo, dar unos cuantos dolores de cabeza. La burocracia y falta de agilidad policial hacen que, actualmente, muchas víctimas decidan no denunciar lo que les sucedió. Más si el hecho no fue violento o si el botín eran objetos de poco valor. Como su tiempo vale, solo atravesarán la odisea de radicar una denuncia si tienen seguro.

Los delincuentes se mueven con una rapidez que deja en evidencia la lentitud de los efectivos a la hora de un hecho policial. Por lo general, ante la alerta de algún vecino o de la víctima, un móvil se acerca hasta el lugar del robo. Los efectivos entrevistan a la víctima, que, inmersa en un estado de shock por lo sucedido, relata lo vivido sin poder precisar muchos detalles.

Te puede interesar...

Este relato es sólo una exposición, por lo que es necesario ir a una comisaría para radicar la denuncia. Pero no se puede ir a cualquier comisaría, sino que debe ser aquella en la jurisdicción de donde ocurrió el robo, que, en muchos casos, no es la más cercana.

Denunciar un robo puede llevarle muchas horas a la víctima, por eso piensa dos veces si hacer la denuncia.

Al tiempo que ya llevó brindarles los datos a los efectivos hay que sumarle el ir hasta la comisaría y volver a relatarle lo mismo a otro policía. Finalmente, recién ahí, la víctima se lleva a su casa una copia de la denuncia policial, que poco le sirve. Sólo si el botín estaba asegurado podrán reclamarle a la aseguradora.

Entre que los ladrones roban y se abre una investigación, el botín muchas veces ya desapareció, fue desmantelado o cambiado por droga. Por eso, muchas víctimas se preguntan si denunciar es perder tiempo y deciden sólo exponer lo que les pasó a través de una publicación en las redes sociales.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído