Descubrieron el fósil humano más antiguo fuera de África

Si bien fue hallado a fines de los 70, se determinó que un cráneo encontrado en una cueva de Grecia tiene más de 210.000 años.

Está más que comprobado que el Homo sapiens, la especie a la que pertenecemos, evolucionó en África. Así lo evidencian los fósiles más antiguos hallados en Jebel Irhoud, Marruecos, correspondientes a lo que parecen ser cinco humanos anatómicamente modernos de 315.000 años de antigüedad. Ahora, una investigación sugiere que en el sur de Grecia fue descubierto al ejemplar más longevo fuera del continente negro. A su vez, quedó demostrado que hubo varias migraciones aunque no todas resultaron en ocupaciones permanentes.

El hallazgo es un cráneo parcial desenterrado en la cueva griega de Apidima a finales de los años 70. Los paleoantropólogos de las universidades de Tubinga, Alemania, y Atenas, Grecia, aseguraron que pertenece a un sapiens de hace 210.000 años, lo que lo convierte en el primer miembro de nuestra especie conocido fuera de África, el más antiguo de Eurasia. El cráneo, llamado Apidima 1, sufrió algunos daños pero conserva ciertas características que lo identifican como el de un humano moderno: la parte posterior es redondeada y carece de los rasgos neandertales clásicos, como el distintivo “moño occipital”, una protuberancia en la parte posterior del cráneo que recuerda al cabello recogido.

Te puede interesar...

Junto al fósil apareció un segundo cráneo, Apidima 2, que sí fue identificado como el de un neandertal. Aunque se encuentra en peores condiciones, algunos rasgos, como la cresta de las cejas redondeada y gruesa (toro supraorbital), reflejaron su naturaleza.

Los investigadores emplearon reconstrucciones virtuales de las partes dañadas, llevaron a cabo numerosas comparaciones con diferentes fósiles humanos y usaron un método de datación radiométrica de alta precisión para determinar su antigüedad. Los resultados arrojaron que el cráneo neandertal tiene unos 170.000 años, lo cual coincide con otros homínidos de la misma especie encontrados por toda Europa, mientras que Apidima 1 vivió en el mismo lugar 40.000 años antes. “El descubrimiento revela que al menos dos grupos de homínidos habitaron lo que hoy es el sur de Grecia en el Pleistoceno Medio: una población temprana de Homo sapiens y, más tarde, un grupo de neandertales”, explicó Katerina Harvati, autora principal del estudio.

“El cráneo de Apidima 1 muestra una dispersión temprana ocurrida antes de lo que pensábamos, y que también llegó más lejos geográficamente, a Europa misma”, agregó.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído