Dexametasona: la esperanza para pacientes graves de COVID-19

Un médico británico explica los buenos resultados que tuvo este medicamento accesible en personas que tenían un cuadro avanzado de coronavirus.

El reciente anuncio sobre la dexametasona, el primer tratamiento exitoso del mundo para tratar pacientes con complicaciones respiratorias por coronavirus, si bien no es nuevo y está disponible hace décadas, abre una “ventana” para controlar la respuesta inflamatoria de los enfermos más graves, dijo el médico británico de origen catalán Ricardo Camprodón, cirujano general de los hospitales londinenses Epsom y St Helier.

El médico explicó que los resultados preliminares presentados la semana pasada por la Universidad de Oxford, sobre el efecto de la dexametasona en la disminución de la tasa de mortalidad, no ha impresionado a los médicos británicos porque es un tratamiento que ya se estaba utilizando en esos pacientes. El estudio de la dexametasona, un esteroide de muy bajo costo, en dosis de 6 miligramos diarios y durante diez días, redujo la mortalidad por coronavirus en uno de cada tres pacientes que necesitaron ventilación artificial y en uno de cada cinco entre aquellos que recibieron solo oxígeno. Según Camprodón, la dexametasona “ha existido durante décadas, lo que explica por qué es relativamente barata, está disponible en cantidades y ya se usa en aquellos que padecen dificultad respiratoria. En mi hospital estos esteroides ya se utilizaban en los pacientes que ingresaban a cuidados intensivos”.

Te puede interesar...

“No nos ha impresionado el resultado, pero ha dejado claro que es una ventana para controlar la respuesta inflamatoria. La buena noticia es que los científicos hayan logrado confirmar lo que ya se sabía, que los esteroides ayudan. Llevamos 50 años utilizando este medicamento en inflamaciones agudas”, destacó. “La reducción de la mortalidad tiene que ver con una ventana terapéutica. Si se aplica a tiempo los pacientes tienen más posibilidades. Es como un tren que si se pasa de velocidad ya no puede frenar”, ejemplificó.

Para el médico, el problema es el estado de gravedad en que llegan los pacientes al hospital y “si no empiezas el tratamiento en el momento justo, porque la persona llega tarde o por otras razones, se pierde esa ventana terapéutica, con lo que da igual la cantidad de esteroides que se le suministre”. Y aseguró que el medicamento actúa sobre la respuesta inflamatoria del paciente y que tuvieron casos de enfermos que se curaron en su hospital a pesar de que la mortalidad es muy alta cuando ingresan a cuidados intensivos.

Otro profesional también lo valora

El jefe de Enfermeros del Hospital Universitario de Sheffield, al norte de Inglaterra, Joans Pons Laplana, también consideró que el ensayo de la Universidad de Oxford es una buena noticia porque fue uno de los primeros tratamientos que dieron resultado. Pons Laplana, también de origen catalán y el primer extranjero nominado como mejor profesional de enfermería en los premios de la revista British Journal of Nursing, aclaró que sólo se encarga de aplicar el tratamiento y pedir la autorización al paciente, dado que el Hospital de Sheffield también fue parte del ensayo con la dexametasona de la Universidad de Oxford.

LEÉ MÁS

Facebook borra anuncio de Trump

Buscan identificar el coronavirus en animales domésticos

El invierno empieza con un eclipse "anillo de fuego"

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

65.853658536585% Me interesa
34.146341463415% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario