"Dijo que me iba a quemar la casa con los nenes adentro"

Violencia de género. El petrolero pistero fue denunciado por violar restricciones de acercamiento.

Carolina Diocare
policiales@lmneuquen.com.ar

NEUQUEN
“Cuando me separé le dejé la casa porque amenazó con que si no, la iba a prender fuego con los nenes y yo adentro”, confesó la ex mujer del petrolero pistero de Rincón, Sergio Peralta, quien saltó a la fama tras filmarse manejando a 260 km/h. Su ex esposa lo denunció por agresiones y amenazas de muerte a causa de su negativa de transferirle su parte de una empresa de transporte de personal.

La ex del petrolero relató que sus hijos le tienen miedo al padre y que incluso se esconden de él.

“Me da bronca”, repitió ayer Magalí López, en medio de un mar de lágrimas que apenas le permitía pronunciar palabra. La impotencia de la mujer se debió a una nueva postergación de una audiencia de formulación de cargos contra su ex por amenazas, lesiones y violación reiterada de restricciones de acercamiento.

López expresó que la última vez que Peralta violó la prohibición fue el martes, cuando pasó por enfrente de su casa a bordo de una camioneta. “Ahí pasó papá”, le señaló su hijo de 8 años con temor, luego de identificar el vehículo.

Sobre su relación con el petrolero, la mujer precisó que tienen cuatro hijos en común –de 8, 6, 4 y 3 años- y que los problemas se acrecentaron hace un año, aunque él ya era violento desde antes.

Al respecto, la ex de Peralta explicó que la finalidad de los golpes y amenazas era para que ella firmara la sesión de la cuarta parte que posee de una SRL, de la que es socia, y por la que nunca percibió ganancias.

“Te voy a matar, total ¿quién se va a enterar? Te voy a tirar al río”, habría sido una de las tantas amenazas que recibió López de parte del petrolero.

Además, refirió que fue golpeada por su ex suegra, la cual también tiene una restricción de acercamiento hacia su persona, por la misma razón.

La mujer relató que sus hijos le tienen miedo al padre y que incluso se esconden de él.

Tras recordar un hecho de violencia, López contó que uno de sus hijos le dijo a un comisario que su papá era un tonto, porque le había torcido el brazo y le había pegado piñas en el piso a su mamá.

En relación con la primera denuncia de maltrato, la mujer reveló: “Me golpeó con un pote de helado en la cabeza cuando amamantaba a mi hijo de meses”.

López explicó que en esa oportunidad ella estaba mirando a su hija bajar por la escalera de su casa, por temor a que se caiga porque no poseía baranda.

“Vos me tenés que mirar a los ojos cuando te hablo”. Esa habría sido la frase que le habría dicho Peralta luego de pegarle, enojado.

La mujer detalló que como consecuencia de eso, golpeó a su bebé en la cabeza con el mentón. “Lo denuncié un montón de veces y viola las restricciones”, sentenció López.

La justicia ¿Quién protege a las víctimas?

Ayer se postergó por segunda vez la audiencia de formulación de cargos. Fue a causa de un retraso judicial de tres horas, por lo que el abogado defensor y Peralta ya no se encontraban en el recinto cuando se efectuó. Por otra parte, el abogado querellante señaló que el Juzgado de Familia de Rincón tampoco sancionó al petrolero por violar la prohibición de acercamiento.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído