Donó su esperma 50 veces

Un médico de fertilidad inseminaba a sus pacientes con su semen.

Indiana
Gracias a una prueba de ADN, una mujer descubrió que tiene ocho hermanos desconocidos, por lo que emprendió una exhaustiva investigación para determinar quién era su padre biológico. Al final pudo establecer que su progenitor era el doctor de fertilidad de su madre, Donald Cline, que les decía a sus pacientes que las estaba inseminando con “esperma fresco” de estudiantes de medicina o de médicos residentes.

“Lo que hizo fue inmoral. Decía a sus pacientes una cosa y hacía otra”, dijo la mujer que espera permanecer en el anonimato.

El doctor Donald Cline dijo que usó unas 50 veces su propio esperma para inseminar a sus pacientes. Contó que sentía que estaba ayudando a las mujeres porque ellas realmente querían un bebé y que se sintió presionado a generar su propio esperma porque no siempre conseguía donantes.

Encontrando medio hermanas
El caso de Cline empezó con una mujer y rápidamente se extendió a sus otras medio hermanas. Jacoba Ballard empezó a investigar sobre su identidad cuando tuvo curiosidad sobre su historia. Lo mismo hizo Kristy Killion, quien sabía que sus padres habían asistido a una clínica de fertilidad. Por eso, llamó a la oficina de Cline. El doctor le dijo que aunque reconocía el nombre de sus padres, no podía ayudarla pues destruyó los documentos médicos y no podía decirle cómo encontrar al donante de esperma.

Killion se inscribió en una página web que conecta niños concebidos con donación de esperma. Y ahí se conectó con Ballard: se hicieron las pruebas de ADN, supieron que eran medio hermanas y desde ahí encontraron nueve más. Sospecharon de sus casos porque el esperma de un donante sólo se usa en tres embarazo, y acá eran el triple.

Eventualmente descubrieron un vínculo con Doug Cline, hijo del doctor, quien les dijo que su padre le admitió haber sido donante varias veces. Entonces, seis medio hermanas fueron a ver al doctor, su padre, quien les confesó que había donado su esperma unas 50 veces y, aunque admitió haber actuado mal, sentía que estaba ayudando.

Súper papá
9 es la cantidad de hijas que le aparecieron al doctor.
La actitud del médico, por más que haya sido –según él– para cumplir los deseos de tener un bebé de muchas mujeres, fue un engaño. Ya le aparecieron nueve hijas y podrían ser más.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído