Dos ricos y muchos pobres

Boca ya tiene a la figurita local y logró el sí de un mundialista. River no se quedará atrás. El resto vive de migajas.

San Lorenzo, que hasta hace poco pretendía meterse en la discusión con los dos colosos gracias a la billetera de Tinelli y hoy está sumergido en una crisis financiera, celebra la contratación de los hermanos Pittón, provenientes de Unión y casi desconocidos para el público futbolero. Independiente pierde la batalla con Boca por el jugador más buscado del mercado local: Alexis Mac Allister. Huracán festeja el retorno de Adrián Calello como si fuera “el nuevo Del Piero”.

Y mientras tanto, el Xeneize vuelve a dar el golpe y muestras de poderío económico al encaminar la llegada del mundialista Eduardo Salvio, quien ya le dio el OK a la entidad azul y oro para abandonar Europa y sumarse al equipo de Gustavo Alfaro.

Te puede interesar...

Falta ahora el acuerdo entre clubes con el Benfica de Portugal, pero Boca dio un gran paso para traer a su refuerzo estrella, que tendría el sueldo más alto del plantel, por encima de lo que ganan Tevez y Benedetto.

Y eso no es todo, ya que siguen las negociaciones por Maxi Meza, el ex delantero de Independiente que actualmente se desempeña en México (Monterrey) y también participó del último Mundial con la celeste y blanca. Además, fue ofrecido el joven delantero venezolano de Gimnasia Jan Hurtado, con proyección internacional.

River, dueño de un plantel lujoso, por ahora está tranquilo, pero en cualquier momento realiza ofertas millonarias, como de costumbre, para satisfacer los pedidos de Napoleón Gallardo.

Con lo expuesto, queda claro que las diferencias entre Boca y el Millo con el resto se agigantan y que la Superliga se ha convertido en un torneo de ricos y pobres, en el que casi todos deben conformarse con las migas que dejan los gigantes voraces y con hambre de gloria...

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído