La fiscal marplatense a cargo de la causa, María Isabel Sánchez, confirmó ayer que la chica, identificada como Lucía Pérez, murió a raíz de un “reflejo vagal” tras ser penetrada por al menos uno de los acusados, quien además de violarla con su cuerpo, la empaló.

Además, alertó a la comunidad educativa de la zona sobre la existencia de personas que merodean colegios para captar víctimas a las que les venden droga: “No pudimos hacer nada para evitar esta muerte, pero podemos evitar otras. Nuestros colegios son lugares donde se consiguen víctimas muy vulnerables”, dijo.

El hecho, que fue dado a conocer ayer, ocurrió el sábado, cuando la chica fue trasladada muerta a la sala sanitaria de Playa Serena por un joven identificado como Matías Farías (23), a bordo de una camioneta conducida por Juan Pablo Offidiani (41).

El padre de la adolescente, Guillermo Pérez, denunció que una compañera de escuela de su hija fue quien “la entregó” a uno de los ahora detenidos, un joven que “vendía drogas en la puerta de los colegios”: “A mi hija se lo presentó esta compañera. Él le pedía chicas que fueran a comprar drogas, es la entregadora”. Y agregó: “Queremos que los culpables no salgan más a la calle”.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario



Lo Más Leído