El 90% de las denuncias de estafas son contra gitanos

Venta de autos y secuestros virtuales son las principales causas.

Guillermo Elía
policiales@lmneuquen.com.ar


Neuquén.- Nueve de cada diez denuncias que recibe el departamento de Delitos Económicos de la Policía son por estafas gitanas. Entre marzo y abril dieron sendos golpes por unos 4 millones de pesos en engaños en la venta de autos y secuestros virtuales.

Ya no es un mito ni una historia urbana, los gitanos están vinculados a distintas modalidad delictivas en la región. El comisario Gustavo Melo, titular del departamento de Delitos Económicos, contó que el 90 por ciento de las denuncias que reciben por estafas son contra los gitanos.

Si bien fiscalía y Policía desde hace años vienen siguiendo a un par de familias cíngaras, Esteban y Costich, vinculadas al delito del engaño, este año avanzaron a paso firme entre marzo y abril con seis golpes certeros en los que se detuvo a gitanos, e incluso ya hay un par de hermanos que cumplen con una condena en suspenso por estafas reiteradas.

Las modalidades recurrentes, venta de vehículos y secuestros virtuales, al entender del comisario es porque "la gente se ha animado a denunciar más".

Maniobras con los autos

En la venta de vehículos la maniobra que realizan los gitanos es idéntica en casi todos los casos denunciados. "Publican en internet o diarios de la región avisos de autos, camionetas y camiones a precios muy tentadores", explicó Melo.

El bajo valor de los rodados es el imán que atrae a los compradores. Por lo general, publican durante los fines de semana largos cuando no se puede chequear datos en el Registro del Automotor y no hay posibilidad de hacer la revisión técnica en la Policía o Gendarmería Nacional.

3,9 millones de pesos en estafas se les atribuye a familias gitanas que fueron detenidas entre marzo y abril.


El resto de las maniobras las realizan los días viernes. Hacen que la víctima pruebe el auto que le interesa. Después le piden un adelanto que, de acuerdo con las denuncias, ronda entre 5000 y 90 mil pesos.

Un gitano, que no suele dar su verdadero nombre, lo acompaña al registro mientras otro dice que va a certificar un documento para hacer la entrega.

Después surge una llamada que advierte que se cayó el sistema y es ahí cuando le piden a la víctima que vuelva el lunes. Se aprovechan de la buena fe del comprador, que se lleva un recibo no ejecutable y cuando regresa después del fin de semana, comienza el calvario.

El gitano con el que negoció por lo general no se encuentra, le dicen que ha viajado por un problema de salud de un familiar. También suelen aludir la falta de papeles, un último arreglo que le quieren hacer al vehículo y hasta se animan a pedirle más dinero o que termine de saldar el precio establecido.

Todos estos ardides los utilizan para entretener durante un tiempo a la víctima, que antes solía desistir y se resignaba a ser estafada.

Desde hace un tiempo a la fecha, las víctimas han comenzado a denunciar en Delitos Económicos para tratar de recuperar el capital o que les entreguen el vehículo que pagaron. Incluso han realizado escraches públicos a los gitanos.

Una banda gitana dio 20 golpes certeros en la región

Previo a los golpes que se dieron a los estafadores en la venta de vehículos, Delitos Económicos ya había desarticulado una banda de gitanos que realizó 20 secuestros virtuales en toda la región.
La organización delictiva gitana tenía unos 20 integrantes que cumplían distintos roles: unos estudiaban a sus víctimas, había mujeres y niños que hacían de lloronas (gritaban pidiendo auxilio), otros se encargaban de los llamados telefónicos y por último estaba quien en un vehículo pasaba a buscar el dinero.

Las estafas alcanzaron un monto global de 1,2 millones de pesos y si bien se confirmaron 20 casos, hubo más de 70 denuncias de secuestros fallidos.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído