El auge petrolero llena las aulas de la universidad

Uno de cada 4 inscriptos elige Ingeniería. Desde 2010, la matrícula aumentó 23%.

Ana Laura Calducci
calduccia@lmneuquen.com.ar


NEUQUÉN

Los altos sueldos de Vaca Muerta están a un título de distancia. Con esa premisa, cada año es mayor la oleada de jóvenes que se anotan en carreras ligadas a la industria petrolera. En la Universidad Nacional del Comahue (UNCo) este furor por las ingenierías hizo crecer la matrícula general un 23 por ciento desde 2010 a la fecha.

Los datos fueron difundidos por la Dirección de Estadísticas. El organismo hizo una reseña del incremento de estudiantes a partir de los registros de la UNCo y la Universidad Tecnológica Nacional (UTN), donde también la fiebre petrolera dejó su impronta (ver aparte).

En la UNCo, la matrícula subió de 11.875 alumnos en 2010 a 14.532 el año pasado, una cifra récord para esta casa de estudios. En ese mismo período, uno de cada cuatro inscriptos eligió alguna ingeniería. La facultad donde se dictan estas carreras fue la que más creció: pasó de 2762 a 3500 estudiantes. "Los alumnos están eligiendo nuestras carreras por el crecimiento general de la industria nacional, que en esta zona claramente está traccionado por las empresas hidrocarburíferas", comentó Salvador Canzonieri, decano de la Facultad de Ingeniería.

Relató que el 2005 fue un año bisagra y, a partir de 2008, se disparó el interés de los jóvenes por carreras que antes descartaban por considerarlas "muy difíciles". Esto se reflejó en las inscripciones, que se duplicaron en los últimos siete años para toda la facultad y se cuadruplicaron en el caso de Ingeniería en Petróleo, donde pasaron de 98 ingresantes en 2008 a 393 este año. Una tercera parte son mujeres.

Pero la zanahoria del salario petrolero no alcanza por sí sola para obtener el ansiado diploma. Pese a las inscripciones masivas, Ingeniería todavía no superó a Economía y Administración en el número de estudiantes y está tercera en cantidad de egresados (ver aparte).

Buena parte de los que se largan a la carrera para ser ingenieros no superan el segundo año. Canzonieri explicó que el desgranamiento es importante porque a los alumnos les cuesta Física, Matemática y las ciencias "duras". Contó que, aun así, la UNCo va detrás de la demanda: las aulas están abarrotadas y tienen que hacer malabares para conseguir profesores.

Para el 2016, la expectativa es mantener la tendencia y que ingresen 1400 alumnos nuevos. "El crecimiento es bienvenido pero nos genera un problema serio, porque todo nos queda chico", consideró el decano.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído