El clima en Neuquén

icon
23° Temp
28% Hum
LMNeuquen circulación

El bien propio y el botón rojo

Las calles atestadas, terapias al límite y una curva COVID que no tiene techo a pesar de la nueva fase de ASPO.

Al cierre del lunes feriado se conocieron una serie de restricciones que fueron tomadas con distintos matices en los municipios involucrados, en las actividades comerciales y en la sociedad en general. ¿Cuánto efecto tuvieron? El termómetro de la calle lo marca: casi no hubo merma en la circulación vehicular y la gente anda libremente como si la curva COVID fuera en descenso y el colapso sanitario no fuera una amenaza constante.

¿Qué cambió desde que los médicos pedían a gritos el botón rojo? Nada. Los pacientes se siguen muriendo -112 en la primera quincena- y los positivos se multiplican en cada rincón. Algunos apuestan a la inmunidad por rebaño y otros califican la idea de “egoísta” y “perversa”.

Te puede interesar...

“Es un tiempo prudencial de análisis. No se podían no tomar estas medidas porque el sistema sanitario lo pedía a gritos”, confían desde Casa de Gobierno con el avance de la primera semana. Salvo el jefe de Gabinete y la ministra de Gobierno, no hubo otras voces que aborden la dramática situación epidemiológica. Al mismo tiempo, otros agitan la rebeldía, sumando un granito de arena a la irresponsabilidad palpable en las calles de la capital y de las ciudades con transmisión comunitaria.

¿Qué la actividad comercial es el fusible que frena la ola? No lo creo. No me caben dudas de que suma a la masiva circulación pero que el mayor problema son las juntadas y la falta de conciencia social desde lo individual. Ya lo dijo una médica por las redes: hay que dejar de “romper las pelotas” con las reuniones sociales y pensar solo en el bien propio. Individualismo que, incluso, a varios les hace pensar en las elecciones de 2021 en medio de una pandemia.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

62.5% Me interesa
12.5% Me gusta
0% Me da igual
25% Me aburre
0% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario