El campeón alargó sus vacaciones de verano

Perdió su tercer partido, 0-2 contra Estudiantes. Y se viene River.

Mar del Plata
No puso a los titulares pensando en la batalla que se le viene el sábado ante River en Mendoza. Es cierto. Tanto como que este Boca modelo 2016 ya empieza a preocupar. Por sus rendimientos colectivos, y por lo poco que muestra la mayoría de sus jugadores. Esta vez fue Estudiantes (2-0 para ganar el triangular) el que desnudó las carencias de un Xeneize muleto que apenas pisó el área rival y que en el fondo no da seguridad.

Lejos de las revoluciones que mostró ante River, Boca empezó algo mejor. Incluso pudo ponerse en ventaja con un gol del pibe Messidoro que fue mal anulado por una posición adelantada (muy fina) inexistente. Tampoco consiguió la apertura a los 18 minutos, cuando Pablo Pérez mandó un centro perfecto a la cabeza de Carrizo, pero los reflejos de Andújar dejaron las cosas en cero.

Hasta ahí duró el entusiasmo de los del Vasco. Después, el Pincha se plantó mejor, y de la mano de la Gata Fernández se puso en ventaja. Fue a los 35, tras un muy contragolpe manejado por Solari y un paso muy inteligente de Auzqui que el ex River cambió por gol con un derechazo al primer palo.

Boca no reaccionó después del gol pincha. Y menos tras el descanso. Salió dormido y en la misma jugada, en una mala salida, Auzqui le robó primero la billetera a Magallán y luego a Colazo, dentro del área, para dejarle el gol servido a Umeres. Iban tres minutos.

Arruabarrena metió variantes, y volvió a jugar Gago (llevaba 136 días de inactividad), pero jamás mostró rastros del campeón que al menos, sin brillar, ganaba .

FRASE
"Debería haber amnistía porque fue exagerada. Las cuatro fechas son una barbaridad".
Luis Segura Sobre la sanción de la Conmebol.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído