El comercio y el día después

Tal vez a principios de junio se tenga una real magnitud del impacto de la crisis sobre los comercios.

Todavía no sabemos las consecuencias económicas que dejará la cuarentena por la pandemia del coronavirus en la Argentina, pero la realidad comenzó a mostrar algunos indicios de lo que se viene, o lo que está llegando a miles de emprendedores.

El panorama en las zonas más comerciales de la ciudad de Neuquén es desolador por estos días. Una gran mayoría de los locales tiene las persianas bajas. Lo que no se sabe es si están cerrados porque no les permiten vender o si esas persianas no volverán a levantarse nunca más.

Te puede interesar...

La respuesta se conocerá pronto, probablemente cuando comience el mes que viene y llegue la hora de pagar sueldos, alquileres, proveedores y todas las obligaciones impositivas.

Lo que sí es un hecho es que hay algunos comercios que no sobrevivirán al brutal parate económico, especialmente los que están en el último lugar de la lista de prioridades o actividades esenciales. ¿Cuántos gimnasios podrían soportar una facturación cero durante tres o cuatro meses? ¿Cuántas agencias de viajes y turismo pueden guardar alguna esperanza cuando todos los países están paralizados y los más optimistas creen que los vuelos comerciales recién se normalizarán a principios del año que viene? ¿Cuántos restaurantes, confiterías, centros de recreación y cines sobrevivirán con una clientela a la que le costará dejar el miedo de lado?

Indudablemente, cuando termine todo, nos encontraremos con un mundo nuevo y un escenario más devastado que el que se ve ahora. Tal vez sea una oportunidad para reconvertir la economía y pensar una manera distinta de realizar actividades comerciales y sustentables.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído